Ica

Piden obras de agua contra el estrés hídrico

Presidente de la JUDRI Río Seco exige trasvase de las aguas del río Pisco hacia Lanchas y Villacurí.
Piden obras de agua contra el estrés hídrico

Piden obras de agua contra el estrés hídrico

01 de Diciembre del 2017 - 09:54 » Textos: H. Aldoradin » Fotos: Grupo Epensa

“Hace cien años el Estado peruano hizo Choclococha, la única obra para la agricultura de la región Ica, con una capacidad de 120 millones de metros cúbicos de agua. Han pasado varios gobiernos y no hay ningún otro proyecto que alivie el estrés hídrico de los valles de Pisco, Lanchas y Villacurí”, señaló el presidente de la Junta de Usuarios del Sector Hidráulico Río Seco, Félix Posadas Cabrera.

Pidió al presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, que durante su discurso por el cierre de la CADE 2017, reconozca que la problemática de la falta de agua para la agroexportación pone en peligro el crecimiento económico de la región. En ese sentido, dijo que es prioritaria la cristalización de infraestructura hidráulica como el trasvase de los excedentes del río Pisco hacia Lanchas y Villacurí, sectores dedicados casi en su totalidad al cultivo de productos de agroexportación.

“Anualmente se pierden entre 600 y 800 millones de metros cúbicos del río Pisco en el mar, que equivalen a una pérdida de 30 a 50 millones de soles”, aseguró Posadas y añadió que en otros afluentes, como el río Ica, también se debería realizar el trasvase hacia las pampas de Villacurí para recargar la napa freática.

Señaló que conforme pasan los meses y años, los angustiados agricultores han perforado pozos más profundos para captar el agua del subsuelo y que estos se “están salinizando” y, por tanto, ya no son aptos para la agricultura iqueña.

“En Ica existe una ley de veda por la cual no se pueden perforar más pozos, pero los agricultores para salvar su producción lo están haciendo. Ica no soporta más este estrés hídrico”, reiteró el directivo de la JUDRI Río Seco.

Añadió que en los sectores de Pisco, Lanchas y Villacurí el problema se agudiza. “En Paracas y San Andrés, no hay agua para consumo humano. Para la agricultura es crítica”, advirtió Posadas.