Alcaldes piden facultades para ejecutar obras de reconstrucción

Luego de la renuncia de Pablo de la Flor a la dirección de la Reconstrucción con Cambios, los burgomaestres de El Porvenir, Víctor Larco, Huanchaco y Laredo plantean cambiar normativa y que les permitan licitar para avanzar en el proceso
Alcaldes piden facultades para ejecutar obras de reconstrucción

Alcaldes piden facultades para ejecutar obras de reconstrucción

29 de Octubre del 2017 - 08:36 » Textos: Alex Martínez » Fotos: Correo

Tras la renuncia de la autoridad para la Reconstrucción con Cambios, Pablo de la Flor Belaunde, los alcaldes de los distritos afectados por el fenómeno El Niño Costero, en la región La Libertad, han planteado que aquella persona que lo reemplace considere a las municipalidades provinciales y distritales como unidades ejecutoras de las obras comprendidas dentro del Plan de Reconstrucción.

Como es conocido, Pablo de la Flor descartó a varias autoridades ediles para ser los responsables de licitar y ejecutar obras debido a que no habían demostrado en los años 2015 y 2016 una buena ejecución de su presupuesto y, como consecuencia, decidió cederle un enorme paquete de obras (más de 200) al Gobierno Regional de La Libertad (GRLL), que lidera el abogado Luis Valdez Farías.

MALESTAR. Esta decisión de Pablo de Flor fue el inicio un conflicto entre los burgomaestres liberteños, toda vez que varios de ellos consideraban que estaban en toda la capacidad de ser unidades ejecutoras.

Es más, advirtieron que, según las cifras del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el gobierno regional no reflejaba ser un eficiente administrador de sus recursos económicos, ya que entre los años 2015 y 2016 no había superado el 60% del gasto de su presupuesto.

REALIDAD. Las semanas pasaron y el Ejecutivo transfirió un presupuesto al gobierno regional para ejecutar cuatro obras de reconstrucción en el distrito de Víctor Larco Herrera, pero los expedientes técnicos fueron observadas por la Contraloría, debido a que carecían de cierta documentación y estudios; incluso, se habló de un supuesto plagio.

Lo real fue que las obras no pudieron iniciarse y Pablo de la Flor calificó de “ineficiente” al gobierno regional y al resto de autoridades del norte, cuya situación con el inicio de las obras era la misma.

CAMBIOS. Esto último desató una serie de cuestionamientos contra Pablo de la Flor, por parte de los gobernadores regionales del norte del país, a tal punto que el último viernes el director de la reconstrucción decidió renunciar al cargo.

Tomando como punto de partida esta determinación, los alcaldes de los distritos de El Porvenir, Paúl Rodríguez Armas; Víctor Larco Herrera, Carlos Vásquez Llamo; Laredo, Javier Rodríguez Vásquez; y Huanchaco, José Ruiz Vega, han coincidido en solicitar que se anule lo dispuesto por Pablo de la Flor y que cada uno de ellos sean considerados como unidades ejecutoras para que se puedan hacerse cargo de las obras en sus respectivos sectores.

ES LEGAL. Paúl Rodríguez Armas, alcalde del distrito El Porvenir, sostuvo que está dentro del marco de la legalidad el cambiar lo determinado por Pablo de la Flor y considerar a las municipalidades como unidades ejecutoras.

“Esperamos que en el marco de la legalidad del proceso de reconstrucción con cambios, se tomen decisiones rápidas para poder avanzar. Yo propongo que el gobierno regional se niegue a seguir recibiendo transferencia económicas y transfieran ese dinero a los gobiernos locales que sí estamos en la capacidad de ejecutar las obras”, afirmó.

El burgomaestre exhortó, también, a la Contraloría General de la República para que accione y vea cómo está gastando el dinero transferido el gobierno regional, pues la ley de la reconstrucción con cambios dice que solo podrán ser consideradas unidades ejecutoras aquellas municipalidades y gobiernos regionales que superen el 75% del gasto de su presupuesto.

ILEGAL. “Por tanto, los S/ 8 millones que le han transferido son ilegales y se debería tomar cartas en el asunto”, insistió.

Precisó, además, que basta con una resolución para que en menos de 24 horas se cambia a las unidades ejecutoras. “Eso no generaría burocracia. La peor unidad ejecutora de la región La Libertad es el gobierno regional”, resaltó.

En El Porvenir no se ha iniciado ningún obra como parte del proceso de reconstrucción, a pesar de que fue una de las zonas más afectadas por el fenómeno El Niño Costero.

FUE UN ERROR. Al igual que Paúl Rodríguez, el alcalde de la Municipalidad Distrital de Laredo, Javier Rodríguez Vásquez, exigió que de inmediato se designe al reemplazo de Pablo de la Flor y se convoque a una reunión con un plan concreto.

“El problema también está en que se ha confiado en el gobierno regional como único ente encargado de ejecutar obras, y eso está mal. Pienso que debe considerarse a las municipalidades distritales y provinciales para que ejecuten obras pequeñas, las vecinales, caminos rurales, puentes. Nosotros tenemos relación directa con los perjudicados y debemos ejecutar. La prevención de lluvias ya vienen y no hay ninguna obra de prevención”, señaló.

HUANCHACO SE SUMA. En esa misma línea, José Ruiz Vega, alcalde de la Municipalidad Distrital de Huanchaco, dijo que es saludable que Pablo de la Flor haya decidido renunciar. “Esperamos que el hombre que sea designado trabaje con celeridad. Nosotros tenemos proyectos para remodelación de colegios, en saneamiento y por eso hemos solicitado ser unidad ejecutora, para oxigenar”, añadió.

José Vega descartó que este trámite de cambiar a las unidades ejecutoras genere retraso en el proceso de reconstrucción. “Exigimos celeridad para avanzar”, recalcó.

Finalmente, el alcalde de la Municipalidad Distrital de Víctor Larco, Carlos Vásquez Llamo, se sumó al pedido de sus colegas y agregó que a pesar de haber transcurrido siete meses de los desastres ninguna obra se ha ejecutado en su zona.

“Esto es una muestra más de ineficiencia del Gobierno Central que está haciendo daño. Los que hemos sufrido estos problemas de la naturaleza creemos que por lo menos en menos de tres meses debimos tener una respuesta contundente y favorable para recuperar todo lo que se ha dañado, pero no se ha hecho”, acotó.