El impacto económico de los venezolanos en Trujillo

Según las cifras de Migraciones, en el 2017 ingresaron 148,992 extranjeros de nacionalidad venezolana al país. Ellos al mes se generan ingresos económicos de S/800 y S/ 1,000 trabajando como meseros, taxistas, cocineros y otros oficios
El impacto económico de los venezolanos en Trujillo

El impacto económico de los venezolanos en Trujillo

25 de Enero del 2018 - 07:00 » Textos: Vierci Paredes » Fotos: Correo

Desde que salió a la luz a nivel mundial la historia ya conocida que vivían los hermanos de la República de Venezuela en su país, el Perú abrió sus puertas y recibió a miles de ciudadanos bolivarianos que llegaban en busca de una nueva oportunidad de vida en esta parte del continente. Es así que iniciaron su viaje a diferentes provincias del Perú, y la ciudad de Trujillo no ha sido la excepción.

INGRESOS. De un tiempo a esta parte, se ha vuelto común encontrar a cada paso a una persona de nacionalidad venezolana en la ciudad. Atendiendo en un restaurante, en una tienda de productos, en las calles con las famosas arepas y hasta conduciendo un taxi, los hermanos de Venezuela se abren paso y dejan de lado la mala situación que vive su país para buscan un mejor bienestar en este país.

Pero, ¿cuánto dinero generan como ingreso económico los venezolanos en nuestro país? Correo visitó a una comunidad de venezolanos en Trujillo y cuentan que al mes ganan entre S/ 800.00 y S/ 1,000 en diversas actividades, dinero que es suficiente para sus gastos en la ciudad y que incluso les sirve para poder enviarles a sus familiares que aún se encuentran en Venezuela.

TESTIMONIOS. Jorge Alva nos cuenta que llegó hace tres meses a Trujillo con sus dos hijos y su esposa embarazada. Él trabaja como mesero en un restaurante y afirma que con 20 soles que envía a la semana a Caracas, su familia allá puede comer 20 días.

Además refiere que su última hija nació en Perú, pues la misma necesidad y escasez lo hizo migrar a este país. Ahora su bebé cuenta con el Seguro Integral de Salud (SIS).

“Mi hija ha nacido en el hospital Belén y ha recibido el Seguro Integral de Salud. Me ha sorprendido el trato de las personas, los médicos y las enfermeras aquí. Una de las causas que me hizo salir de mi país fue porque no se podía comprar pañales ni leche; por eso me vine al Perú con toda mi familia”, sostiene.

NEGOCIO PROPIO. Jhonatan Egusquiza Ramos, por su parte, llegó hace tres años a Trujillo y de a pocos, tras trabajar en varios restaurantes, decidió abrir su propio negocio y ahora prepara platos peruanos y venezolanos.

“Hace tres años llegué solo a Trujillo y ahora toda mi familia ya se encuentra acá, solo tengo a un hermano en Venezuela y dos hijas a las que les envío 200 dólares semanales y a mi hermano 100 dólares semanales”, cuenta.

Egusquiza además refiere que tiene su documentación en regla y aporta a la ciudad entregando boletas y facturas.

En el otro lado se encuentran los que trabajan de manera informal en las calles ofreciendo algún aperitivo o producto.

En nuestro recorrido, encontramos en un taxi a un conductor venezolano, quien nos comentó que en la empresa de taxis donde labora han contratado a 50 venezolanos para trabajar. La misma situación se ha evidenciado en otras empresas de taxi que en algunos casos han acogido hasta a 100 conductores venezolanos.

LAS RAZONES. De acuerdo con la versión del abogado tributarista, Álvaro Bocanegra Landeras, los empresarios peruanos simplemente deciden contratar a personal venezolano debido a que contratan “mano de obra barata” y reducen sus gastos de operatividad en su empresa.

“En el Perú están buscando la mano de obra barata. La mano de obra calificada en el Perú está cubierta en algunos sectores, pero en otros todavía se necesita. Es la que pueden estar cubriendo. No entremos en pánico al decir que los venezolanos nos van a dejar sin trabajo”, explicó.

En la misma línea, el especialista tributario recomendó a los empresarios que si contratan a extranjeros que los incluyan en sus planillas, de lo contrario pueden ser pausibles de una multa por parte de La Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT).

“Lo que yo les recomiendo a los empresarios es que si contratan a un trabajador venezolano, tienen que cumplir con los pagos sociales. De lo contrario, la Sunat los va a poder detectar fácilmente. Basta con que uno de los venezolanos vaya a Sunafil (Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral), denuncie la situación irregular y después se le tenga que pagar una indemnización”, sostuvo.

REPORTE TRABAJO. Ahora bien, la Gerencia Regional de Trabajo , a través de su gerente Jackeline Bustamante Fernández, ha informado que en el 2017, 200 personas de nacionalidad venezolana se acercaron a esta institución para solicitar información a fin de poder laborar en nuestro país.

En ese mismo año, 152 empleadores solicitaron permiso para poder contratar a extranjeros de la república bolivariana, de las cuales solo 142 fueron aprobadas. Esto quiere decir que 142 personas trabajan en una empresa debidamente constituida y que por ende, le concederá al contratado la estabilidad del caso.

En lo que va de este año, 34 empleadores han solicitado el permiso para contratar a venezolanos, de los cuales solo 31 han sido aprobadas.

Aquellos empleadores que deseen contratar a un extranjero deberán realizar la solicitud, presentar una declaración jurada en donde la empresa señale que la contratación cumple con todas las condiciones establecidas por ley y adjuntar el carnet de extranjería o pasaporte del beneficiado, más el permiso especial para firmar contrato o la copia del carnet PTP (Permiso Temporal de Permanencia).

LAS CIFRAS. De acuerdo a los reportes emitidos por el portal de Migraciones, en el 2017 ingresaron al país provenientes de Venezuela 148,992 personas, de las cuales 86,931 fueron hombres y 62,061 mujeres.

En ese mismo año salieron un total de 80,922 venezolanos, de los cuales 47,221 son hombres y 33,701 son mujeres.

Se sabe que al mes ingresan unos 8,000 venezolanos al país.