Luis Valdez: “Estoy tranquilo con mi conciencia”

Así responde el gobernador a los que le critican por su labor frente a la reconstrucción. También habla de las próximas elecciones y minimiza opciones de Dante Chávez a la alcaldía
Luis Valdez: “Estoy tranquilo con mi conciencia”

Luis Valdez: “Estoy tranquilo con mi conciencia”

28 de Febrero del 2018 - 08:58 » Textos: Omar Aliaga » Fotos: Correo

El gobernador de la región La Libertad, Luis Valdez, concedió una entrevista a Correo para hablar de un tema que aún mantiene preocupada a la población: el proceso de reconstrucción. A pesar de las duras críticas que ha recibido a los largo de estos últimos meses, la máxima autoridad política en esta parte del país, dijo estar tranquilo con su conciencia.

El gobernador liberteño también habló sobre el próximo proceso electoral y comentó que ve difícil que el consejero por Trujillo, Dante Chávez Abanto, tenga el apoyo de los militantes de Alianza para el Progreso (APP), para elegirlo como el candidato a la alcaldía de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT).

Al contrario, inclinó la balanza hacia los otros aspirantes, como son Daniel Marcelo Jacinto y Carlos Vásquez Llamo.

El Presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, estuvo recientemente en Piura y dijo que en el proceso de reconstrucción se empezó lento, pero que ya está tomando viada. ¿Eso, desde su punto de vista, es una buena noticia para La Libertad, porque, obviamente, acá el inicio ha sido por lo menos dificultoso?

Yo creo que no hubo una debida comunicación a la población. Creo que se vio una solución inmediata y en la administración pública no puede haber esas soluciones inmediatas, porque hay todo un proceso, un saneamiento, toda una planificación. Aquí importan mucho los procesos técnicos y tiene que ser así, porque los recursos que se van a invertir en el proceso de reconstrucción no se pueden mal invertir. Para hacer un buen uso del recurso, para darle en el blanco, para representar un proceso de reconstrucción eficiente y, también, necesario, que es lo que requiere la población, tienen que planificarse y elaborarse muchos expedientes técnicos, y eso requiere la concurrencia de muchos profesionales para poder llegar al objetivo.

¿Quién falló, la autoridad para la reconstrucción o quizá a los gobiernos locales no se les habló claro?

Yo creo que la Autoridad Para la Reconstrucción con Cambios desde un inicio no tuvo una buena comunicación. No es que haya habido un retraso o un desinterés. Desde mi perspectiva, y creo también de la opinión pública, no hubo eso. Sucede que un proceso de administración pública complejo tiene un plazo de maduración de aproximadamente un año y seis meses o hasta dos años. Eso dependerá de la complejidad del proyecto, y eso no se dijo.

Yo creo que vale el momento de aclarar que este es un proceso de largo plazo, pero hay que ir asentando las bases y se hizo. Recordemos que en setiembre del año pasado recién se ha aprobó el plan de la reconstrucción, que no es otra cosa más que el inventario de toda la infraestructura dañada y todo lo que se requiere para remodelar, recuperar o reconstruir una ciudad o una región afectada por el fenómeno El Niño como fue la nuestra.

De hecho, la reconstrucción no culminará en su gestión, sino en la próxima.

Por supuesto, eso lo hemos tenido claro, está en la ley de la reconstrucción, es un proceso de tres a cuatro años, pero creo que estamos dejando las herramientas esenciales para que el próximo gobernador pueda continuar con este proceso.

La reconstrucción ha significado, también, un golpe a la popularidad de los gobernadores regionales.

Bueno, yo creo que aquellos que han estado a la altura de las circunstancias han podido captar los recursos necesarios para el desarrollo de su región; por ejemplo, en la región La Libertad hemos conseguido S/4,300 millones de soles que aseguran una reconstrucción en diversos sectores como educación, salud, infraestructura vial, agropecuaria y agrícola. Es una inversión que nunca antes la hemos tenido en La Libertad. Es histórico, si nos remontamos a los últimos 50 años, La Libertad jamás ha tenido siquiera el 25% de esos recursos. Entonces lo más importante de nuestra gestión, hasta esta etapa, es haber conseguido ese presupuesto que nos asegura una reconstrucción e infraestructura para las próximas generaciones.

Pero eso ha sido a un costo muy alto, por los desastres y el daño ocurrido.

Bueno, claro que sí. Yo lamento lo sucedido, hubo y hay muchas familias afectadas. Pero creo que, y eso debe servir en todas las etapas y circunstancias de la vida, creo que en lo malo debemos ver las oportunidades. Creo que esta es la oportunidad para reconstruir la región, pensando, lo digo y lo reitero, en las nuevas generaciones.

Las críticas que usted recibió hace ya un año porque no estuvo en la región cuando inició esto del embate del fenómeno el Niño Costero, ¿ha sido una oportunidad para reflexionar sobre su actuación?

Las críticas, creo, siempre van a estar presentes en el sector público y son buenas porque te permiten corregir si hubo algún error en el camino. Allá aquellos que no quieren corregir o subsanar algún tipo de deficiencia u hecho negativo. Creemos que tenemos ya 12 años en la gestión pública y sabemos muy ciertamente qué es lo que tenemos que hacer y la gran responsabilidad que tenemos. Creo que siempre nos hemos conducido por ese camino, esa vía y no será diferente en el futuro. Ahora que circunstancialmente hayan ocurrido hechos como los que han acontecido el 2017 con el fenómeno El Niño Costero, pues lo tomamos con mucha responsabilidad.

¿Se sintió invadido usted con esas críticas en las redes sociales y las fotos que se publicaron donde se le veía en el extranjero?

No, para nada, porque yo estoy tranquilo con mi conciencia. En esa época yo me encontraba en España suscribiendo un convenio con el ayuntamiento de Madrid, para el desarrollo y beneficio de la región La Libertad; pero hubo personas que se valieron de manera subalterna, falaz, de una fotografía que no era del momento; sin embargo, creo esto también nos ayuda a aprender cosas y saber quién está del lado de la verdad y quién miente.

Doce años dice usted tiene en la gestión pública. Empezó como funcionario en la gestión de César Acuña, cuando este fue alcalde de la Municipalidad Provincial de Trujillo. ¿Qué ha cambiado entre ese Luis Valdez y el que ahora está acá sentando en el sillón del Gobierno Regional de La Libertad?

Pero por supuesto que hemos tenido que cambiar, modular ciertas actitudes; madurar, reflexionar por cada decisión que tomas, ya que de por medio está una población que demanda y necesita un interés de su autoridad. Creo que todo lo que hacemos lo hacemos pensando en nuestros hermanos y considero que es un atributo esto de la sensibilidad o vocación de servicio que toda autoridad debe tener para tener una gestión eficiente.

En estos últimos meses, que han sido tal vez los más duros que ha tenido que pasar el Gobierno Regional de La Libertad, ¿hubo algún momento en el que se preguntó en qué me metí?

No. Primero, para mí es un honor ser el gobernador de la región La Libertad y voy a trabajar intensamente hasta el último día de mi gestión para darle a la población lo que merece, lo que necesita, y creo que esa será la gran satisfacción que nos quedará al final de la gestión.

¿Usted sabía que iba a ser el gobernador de la región La Libertad, es decir sabía que César Acuña iba a renunciar y dejarlo en el cargo?

No, no sabíamos que nos iban a dejar esta gran responsabilidad.

Esto a pesar que se habló en campaña.

En campaña se dicen muchas cosas. César Acuña lo pensó hasta el último día que presentó su carta de renuncia. No es que haya habido una planificación.

Pero la idea estaba ahí, en su cabeza.

Él (César Acuña) dijo siempre que quería ser Presidente del Perú, pero no dijo cuándo. Creo que en ese momento él analizó la coyuntura política y la necesidad del país y asumió ese desafío. Fue loable porque era despojarse de un mandato de elección popular para ser gobernador.

Pero hubo otros que lo vieron al revés, como una deslealtad para sus electores.

Más que una deslealtad, yo creo que fue un desprendimiento de él, sabiendo como era la realidad del país.

¿Cuándo fue que se lo comunicó?

Bueno, conversamos mucho, analizamos la coyuntura y se dio, digamos como elemento esencial para tomar esa decisión la carencia de recursos que teníamos acá en la región La Libertad, como por ejemplo en salud, en educación. Entendimos que en la región La Libertad, al menos en ese momento, éramos planilleros, pagadores de las remuneraciones de los profesionales en educación y salud. Entonces no podíamos transformar esa situación y la única forma de poder inyectar recursos era a través del gobierno nacional, y César Acuña toma la decisión de postular a la Presidencia de la República en función a esa brecha, para poder fortalecer la descentralización que tanto estamos apoyando.

¿Considera una buena decisión que César Acuña intente nuevamente postular a la alcaldía de Trujillo o es que no lo cree cuando manifiesta eso?

No es que no le crea, lo que yo pienso en verdad es que él tiene las posibilidades de ser el Presidente del Perú. Entonces yo le recomendaría que siga tentando esa posibilidad, porque sé de su capacidad, sé de su vocación de servicio y porque sé que sería uno de los mejores presidente que ha tenido el Perú.

¿Usted tiene algún candidato favorito para la alcaldía de la comuna provincial de Trujillo en APP?

Favoritos no, en APP se han presentados dos candidatos.

No, son tres, porque Dante Chávez también ha dicho que irá a las internas.

No lo sabía, pero será bastante difícil que él tenga la confianza de APP para estas elecciones. No le veo muchas opciones, aunque son legítimos sus intereses. Pero yo creo que Daniel Marcelo (alcalde del distrito de La Esperanza) ha mostrado mucho trabajo en La Esperanza y creo que Carlos Vásquez (alcalde de Víctor Larco), tiene sus méritos también. Así que esperamos que sean elegidos en su proceso interno aquel que tenga las mejores condiciones.

¿Y Luis Valdez?

Terminará su gestión en diciembre del 2018 y luego irá a la casa con la familia a analizar lo que hemos hecho y a la vez reflexionar sobre lo que haremos en el futuro. 

Lo más leído