Aparecen más denuncias de corrupción del Inpe en el penal

Tanto internos, como fuentes que laboran en la misma cárcel revelan que se estaría cometiendo una serie de delitos y cobros irregulares que agravio del Estado Peruano. Además alquilarían celulares para que los reos cometan fechorías
Aparecen más denuncias de corrupción del Inpe en el penal

Aparecen más denuncias de corrupción del Inpe en el penal

15 de Abril del 2018 - 09:02 » Textos: Perla Polo » Fotos: Correo

Más casos de corrupción al interior del penal Chiclayo siguen saliendo a la luz, esta vez las denuncias pondrían en evidencias una serie de actos ilícitos que estarían cometiendo algunos malos servidores del Instituto Nacional Penitenciario - Inpe que laboran en dicho presidio ubicado en el distrito de Picsi.

En esta ocasión, Correo no solo tuvo acceso a las denuncias de los reos, si no también pudo conversar con algunos agentes del centro penitenciario, quienes corroboraron las injusticias y delitos que se estaría cometiendo dentro de esta cárcel por parte algunos de sus colegas, pues según aseguraron que lamentablemente existe una asociación ilícita para delinquir, cuando en realidad el trabajo de los servidores debería ser el de resocialización para todos los que están privados de su libertad.

DENUNCIA. Si bien es cierto el penal alberga a cerca de 4,000 mil internos, de los cuales un gran número asegura que los servidores del Inpe no solo son corruptos, si no también cometerían los delitos de extorsión, abuso de autoridad, coacción, concusión, malversación de fondos, obstrucción a la justicia y sobre valoración de costos al Estado Peruano. Además de tráfico de influencias y complicidad para cometer delitos penales.

Tal y como lo informamos, más de uno ha indicado el pago entre S/ 50 y S/ 100 a los malos agentes para dejar pasar a sus familiares de tercer grado de consanguinidad, amigos u otros. De igual forma corroboraron que está totalmente prohibido el ingreso de los alimentos crudos por parte de las visitas, esto debido a que habría un convenio con los cerca de 40 economatos (bodegas) que existe en los cuatro pabellones del Régimen Cerrado Ordinario, muy parte de los restaurantes.

A través de unas cartas indican el precio y sobre valoración de los productos.

“Yo estoy privado de mi libertad y se que debo ser tratado como la peor de las lacras por lo que he cometido, pero en este caso los del Inpe cometen más delitos, peor aún roban al Estado mismo y se hacen de dinero delinquiendo. El kilo de pollo cuesta S/ 14, el arroz S/ 4, una fruta de 0.20 céntimos aquí está a S/ 2. Venden caro en las tiendas de aquí porque las autoridades cobran demasiado la expedición de las autorizaciones”, sostuvo uno de los internos que ya lleva varios años encarcelado y además dijo que el personal Inpe al estilo carroñeros les roban sus productos a los presos que se dedican al comercio.

Esas declaraciones fueron sustentadas por una fuente del mismo Instituto Penitenciario, quien reveló que efectivamente para que un preso pueda acceder a tener su propia tienda en los pabellones o cuadras, primero se inscribieron y luego cancelaron entre S/ 1,000 a S/ 3,000 al administrador Manuel Acosta, esto con la venia de los mismos directores.

Además el servidor quien sería uno de los pocos buenos trabajadores honestos y que está en contra de los actos de corrupción de sus propios colegas, manifestó que a cada interno se le ha exigido pagar la suma de S/ 17,50 para colocar un toldo donde esperarán las visitas los días sábados y domingos.

“Ese es el precio que tienen que pagar, pero el Estado envía presupuesto y todo queda entre ellos los jefes, al reo que no tiene o el cucaracha como le llaman va a tener que pagar 1 sol semanal hasta completar el cupo. Otro tema que está muy mal es también que el jefe de seguridad Santiago Ramírez Rojas conocido en la cárcel como “Shogue” y Lincol Maraví quien es el subdirector son los que también pasan celulares”, contó.

REQUISAS. Asimismo la fuente penitenciaria dio a conocer que las personas mencionadas al realizar requisas en las cuadras, primero avisan a los reos que tiene los equipos móviles modernos para que se los entreguen o puedan esconderlos muy bien, luego les cobra para devolvérselos.

“Por ejemplo en la cuadra A1 existen 26 celulares y hasta la venta de drogas, pero cuando hacen la requisa solo hallan entre 5 a 8 equipos, esto es porque después hacen negocio con los mismos internos. Otro tema es que el concesionario de la cocina o llamada paila, también tiene la panadería que hace 15 días a explosionado una parte de la misma y bien tranquilos están. Realmente es repugnante los que hacen mis propios colegas y mis jefes, pero si denunciamos toman represalias contra los que no estamos de acuerdo”, agregó.

Por su parte un recluso dio a conocer que ese sería el motivo por el cual la comida de la “paila” es horrorosa o la sirven cruda, es para que puedan comprar en los restaurantes a precio elevado ya que habrían realizado un convenido con las autoridades penitenciarias, entre ellos con uno identificado con el alias de “Cocoa”.

Para ello informaron que han realizado una serie de denuncias ante el director del penal Alfredo Cutimbo Estrada y también ante el subdirector Manuel Acosta, pero lo extraño del caso es que no surgen y simplemente se archivan. De igual forma declararon que han dado a conocer los presuntos actos de corrupción al Ministerio Público.

“Nosotros sabemos que el Estado brinda un presupuesto para cada uno de los presos, pese a que somos delincuentes por haber cometido diversos delitos que estamos pagando. Si usted pudiera ingresar al penal se dará cuenta que en la pizarra del comedor dice arroz graneado (arroz semi crudo), menestra (muchas veces no viene), pollo estofado (pollo con agua), jugo (agua sin hervir con parasitos y kanú), fruta (una vez a la semana). Allí se da cuenta cuantos roban al Gobierno y peor aún el 90% de esa comida se arroja al basurero”, acotó el reo y también “Nos cuidan gente peor que nosotros”.

Lo más leído