Vuelven atentados: balean casa de dirigente de obreros

Agraviado dice que un día antes firmó convenio con consorcio que ejecutará la obra de la avenida El Ejército
Vuelven atentados: balean casa de dirigente de obreros

La Policía investiga el atentado.

05 de Enero del 2018 - 08:34 » Textos: Lester Solis » Fotos: Lester Solis

En el cuarto día del nuevo año 2018, en Chiclayo, los atentados en el sector construcción civil comenzaron a marcar la pauta con la violencia que aún se vive por la aparente disputa de las obras en esta región.

En esta ocasión, desconocidos, en horas de la madrugada de ayer, balearon ocho veces la casa de un dirigente de construcción civil, además de la vivienda de su hermana y la de sus hijos.

ATAQUE. Ramón Pompeyo Julca Puelles (39) denunció que, alrededor de las 4:00 de la mañana de ayer, desconocidos atentaron contra su domicilio, donde también funciona el Sindicato de Trabajadores en Construcción Civil y Afines de Chiclayo, situado en la calle Los Nogales N° 357 en el pueblo joven 9 de Octubre.

“Fueron 8 balazos los que hicieron contra el local, algunos de ellos en el primer nivel, otros al costado donde vive mi hermana y otros en el segundo piso donde viven mis hijos”, comentó.

El agraviado refiere no haber visto a nadie cuando salió tras la balacera, pero añade que momentos después un patrullero de la Comisaría Del Norte que pasaba por la zona lo auxilió.

“Los efectivos me llevaron a la comisaría, donde puse la denuncia. Hoy (ayer) fueron los peritos de la Divincri, quienes asumieron el caso y vinieron a constatar”, indicó Julca.

SOSPECHAS. Aunque el denunciante señala no haber recibido amenazas de manera directa, existe un hecho que le levanta varias y serias suspicacias.

“Ayer (miércoles) firmé un convenio colectivo con el consorcio Lambayeque que ejecutará la obra de pavimentación de la Av. El Ejército (P.J. 9 de Octubre) y justo en la madrugada sucede esto, pero la investigación se la dejo a la Policía”, comentó.

Pompeyo Julca agrega que no es la primera vez que sufre un atentado parecido, situación que lo ha obligado a sacar constantemente garantías para su vida.