URGENTE Terremoto de 7.5 grados sacude Alto Amazonas y selva peruana

Obreros inician huelga al no lograr aumento de sueldo

Más de mil trabajadores suspendieron sus labores debido a la anulación de los pactos colectivos. Cerca de 200 toneladas de basura se acumulan en las calles mientras actual gestión aún no logra reponer maquinaria
Obreros inician huelga al no lograr aumento de sueldo

Obreros inician huelga al no lograr aumento de sueldo

05 de Marzo del 2019 - 09:26 » Textos: Alicia Tovar » Fotos: Correo

A poco más de tres meses de asumir la dirección de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, la gestión del alcalde Marco Gasco Arrobas enfrenta una nueva paralización del sindicato de obreros.

Más de mil trabajadores iniciaron la huelga indefinida por la anulación de los pactos colectivos que incluye un aumento de su remuneración.

Sin lograr ningún acuerdo con la autoridad municipal, el sindicato se niega a deponer medida pese a la posibilidad de ser despedidos.

PROTESTA

Desde la mañana de ayer, el sindicato de obreros marchó hasta la municipalidad de Chiclayo para exigir el reconocimiento de los pactos colectivos que firmó la anterior gestión del exalcalde David Cornejo Chinguel.

Según indicó el secretario general de este sindicato, Bibiano Carrasco Llajas, este gremio planteó un incremento de sueldo de 230 soles mensuales para los más de 1130 obreros sindicalizados.

Este aumento -que supera los 3 millones de soles anuales- debía ser asignado en el presupuesto institucional del 2019 del municipio de Chiclayo.

Además del aumento de sueldo, el alcalde Marco Gasco Arrobas asegura que el sindicato obtuvo -de su antecesor en el cargo- otros beneficios laborales.

“No voy a dejarme llevar por estas presiones de trabajar cinco horas diarias. Tienen período de lactancia por 7 años, doble CTS (Compensación por Tiempo de Servicio) y herencia laboral. Ellos definen a quién van a poner cuando salgan”, explicó.

En respuesta, el dirigente de los obreros negó esta versión argumentando que los obreros necesitan un aumento salarial pues trabajan sin implementos para proteger su salud.

“El trabajador obrero tiene un sueldo de 1500 soles. Con el incremento llegaremos a 1700 soles. Y solamente el incremento es de 8 soles diarios para cada trabajador”, aseveró.

En su momento, el gerente municipal Cristian Rosenthal Ninapaytan indicó a Correo que los pactos colectivos representaban un desembolso anual de 8 millones de soles para los obreros y otros dos millones para los trabajadores administrativos.

Para el alcalde, es imposible entregar una nueva remuneración para los obreros y empleados durante este año.

“Los pactos colectivos del año pasado están declarados nulos. Nosotros damos el inicio de ese proceso y el Poder Judicial va a definir“, dijo la autoridad horas después de la protesta de los obreros.

Mientras el burgomaestre brindaba estas declaraciones, Bibiano Carrasco se reunía con el gerente municipal, el nuevo gerente de planeamiento y presupuesto, Víctor Ponce Ayala, y el gerente de recursos humanos, César Huancas Velasco.

Este último funcionario había citado -a través de un oficio- al dirigente sindical para tratar la “renegociación” del pliego de reclamos 2019.

El propósito de esta reunión, según mencionó el alcalde provincial, fue volver a revisar los beneficios solicitados por el sindicato “para que sean acatados a partir del próximo año”.

En efecto, los gerentes reafirmaron a Carrasco Llajas que no existía disponibilidad en el presupuesto para cumplir con los pactos colectivos durante este año.

Por evidentes posiciones opuestas entre el sindicato y los funcionarios, la reunión concluyó sin ningún acuerdo. Para hoy, refirió el dirigente sindical, se ha programado un nuevo encuentro pero los obreros ya han asegurado que no están dispuestos a renunciar a los pactos colectivos que les dejó el exalcalde David Cornejo.

DEBILIDADES

Como resultado de la huelga indefinida, el sindicato estimó que solo en el primer día se dejaron de recolectar entre 180 y 200 toneladas de basura.

Para la última sesión de concejo -donde se declaró el desbastecimiento inminente para el recojo de basura por 90 días- la gerencia municipal entregó a los regidores un informe sobre el deficiente servicio de limpieza pública.

Según el documento, la municipalidad necesita 16 compactadoras para recoger 233 toneladas por día que se producen en la ciudad de Chiclayo.

Estas unidades cubrirían, en tres turnos, 33 zonas que fueron establecidas en el Plan de rutas de recolección que se elaboró en 2017 a través del proyecto “Chiclayo Limpio”.

“De acuerdo con el reporte diario de maquinaria de residuos sólidos, la disponibilidad oscila entre 5 y 9 compactadoras por día, por lo tanto la cobertura con esta maquinaria varía entre 36% y 64%”, se lee en el informe técnico.

El alcalde ya ha anunciado que se alquilarán las 10 compactadoras por un costo aproximado de 1 millón de soles; pero hasta la fecha no se ha iniciado el proceso de contratación directa.

Además, se pretende someter a licitación pública la reparación de la maquinaria dañada que podría costar hasta 400 mil soles al ya no contar con el apoyo de la Cooperación Suiza para este servicio.

¿Cómo enfrenta la acumulación de basura con la huelga de obreros? La autoridad asegura que evalúa contratar personal para reemplazar a los obreros del sindicato además de solicitar apoyo a la Séptima Brigada del Ejército.

Sin embargo, al menos en el primer día de la huelga indefinida, ningún miembro del Ejército acudió a las calles para realizar la recolección de residuos orgánicos.

Como la medida de fuerza de los obreros ha sido declarada improcedente por la Gerencia Regional de Trabajo y Promoción del Empleo, el alcalde no descartó ejecutar despidos.

Correo intentó comunicarse con el gerente municipal sobre esta posibilidad, pero no obtuvimos respuesta.

Lo más leído