Temas

Un voraz incendio consume todas las pertenencias de una familia en Olmos

Cerca de 10 miembros de este hogar lo pierden todo a causa de un aparente cortocircuito en horas de la noche
Un voraz incendio consume todas las pertenencias de una familia en Olmos

Un voraz incendio consume todas las pertenencias de una familia en Olmos

13 de Abril del 2017 - 22:00 » Textos: Lester Solis » Fotos: Correo

Un incendio de regulares proporciones sorprendió a la colectividad olmana el último miércoles por la noche, el mismo que si bien no cobró ninguna vida humana, dejó sin sus valiosos enseres a toda una familia en Olmos

El hecho se registró en la céntrica calle Maximiliano Oyola, a una cuadra del colegio Ramón Castilla, el mismo que provocó la inmediata movilización de los agentes de la Policía Nacional, los bomberos y los vecinos de la zona.

ARDIÓ TODO. Según las primeras investigaciones, el siniestro que terminó consumiendo todas las cosas de la familia Ramírez Tesén se habría iniciado al rededor de las 7:00 de la noche, luego que los vecinos alertaran de las llamas en el lugar.

Hasta la vivienda en mención llegaron los bomberos voluntarios de la Compañía N° 173 de Olmos, quienes con la ayuda de los propios familiares de las víctimas y la colectividad, lograron apagar el fuego.

Según se supo, la familia Ramírez Tesén la componen 10 integrantes, quienes literalmente se quedaron a la intemperie, pues tras controlar el siniestro constataron que las llamas de fuego arrasaron con sus camas, mesas, sillas, ropa, artefactos y demás enseres.

INDAGACIONES. A pesar que preliminarmente los hombres de rojo indicaron que se habría tratado de un cortocircuito, la Policía olmana inició las investigaciones correspondientes para descartar que los daños no fueran provocados por mano ajena.

Mientras tanto, la familia Ramírez Tesén espera la ayuda de las autoridades para poder reconstruir su domicilio, el cual por dentro quedó muy dañado producto de la candela.

Mientras tanto, vecinos de la zona no dudaron en solidarizarse con los integrantes de esta modesta familia que perdieron todo en el incendio del último miércoles.

“Nadie está libre de una desgracia como esta, por eso hay que ayudar al prójimo en estas circunstancias”, comentaron los moradores.