Agricultores arriban a Lima y rechazan acuerdo con Minagri

Protestantes de Huánuco y otras ciudades no están de acuerdo con el trato entre el Minagri y Conapropa firmado el día de ayer

02 de Febrero del 2018 - 12:20 » Textos: Redacción multimedia » Fotos: Correo/Panamericana

Los agricultores de papa, miembros del paro agrario - que comenzó esta semana -, llegaron desde Huánuco a la ciudad de Lima para instalarse en los exteriores del Gran Mercado Mayorista, en el distrito de Santa Anita. 

Centenares de pobladores llegaron a las 8:30 de la mañana aproximadamente, y señalaron para Panamericana Tv: "desconocemos y rechazamos el acta suscrita el día de ayer por los dirigentes, que dicen que son dirigentes de la región AyacuchoJunín. (...) Nosotros hemos decidido el 25 de enero, en Andahuaylas, que el paro debe acatarse, a partir del día martes 30 de enero. (...) Así como Huánuco, han firmado 11 regiones", dijo Óscar Delgado Lino, presidente del Comité de Lucha Agraria en Huánuco. 

Delgado Lino, recalcó que el paro seguirá hasta que se cree una mesa de diálogo con los altos funcionarios a cargo del Gobierno Central, ya que alega que en el Acta de Acuerdo entre El Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) y los representantes de la Comisión Nacional de Productores de Papa (Conapropa), no se contempla la declaratoria de emergencia en el sector agrario. 

Además, exigen que se negocie nuevamente, el Tratado de Libre Comercio porque consideran que las medidas que se están tomando perjudican a los productores de papa y otros producto agrícolas. 

"Nosotros exigimos al gobierno que haga un estudio, a través de la Dirección Regional de Agricultura (...) El Gobierno no tiene las estadísticas reales. Nosotros no solo estamos exigiendo un alto a la importación de papa precocida, sino que estamos exigiendo que se eleve el presupuesto al sector agrario al 10%, hoy en día solo tenemos el 2,4% que es ínfimo", precisó Delgado. 

Mientras los protestantes se encontraban a los exteriores del Gran Mercado Mayorista, la zona contó con el resguardo de casi 100 policías para que el comercio pudiera funcionar de manera habitual y evitar disturbios.