Agresor de Eyvi Ágreda al rociarle gasolina y prenderle fuego: "Si no eres mía, no serás de nadie"

Según testigos, previamente al atroz ataque el sujeto que la acosaba habría pronunciado esas palabras
Agresor de Eyvi Ágreda al rociarle gasolina y prenderle fuego: "Si no eres mía, no serás de nadie"

Agresor de Eyvi Ágreda al rociarle gasolina y prenderle fuego: "Si no eres mía, no serás de nadie"

27 de Abril del 2018 - 10:18 » Textos: Aurora Caruajulca » Fotos: César Bueno

Eyvi Liset Ágreda Marchena, de 22 años, terminó con quemaduras de segundo y tercer grado en más del 60% de su cuerpo luego de que un sujeto le prendió fuego el último martes en la noche al interior de un bus de transporte público en Miraflores. Producto del cruel ataque, otros once pasajeros también resultaron heridos.

Tras este condenable acto, la Policía buscó sin tregua a Carlos Javier Hualpa Vacas (37), presunto autor del intento de feminicidio, y logró capturarlo ayer por la mañana en flagrancia (dentro de las 24 horas de ocurrido el hecho).

De esta forma, la joven natural de Cajamarca, que trabajaba en un call center de La Victoria para pagar sus estudios de Negocios Internacionales, se ha convertido en una víctima más de la violencia contra la mujer que asola al país. El caso ha causado indignación en la ciudadanía y ha sido condenado por diversas organizaciones, colectivos y entidades del Estado, incluyendo el Ejecutivo.

ATAQUE

Según testigos, pasadas las 7 de la noche del martes, Hualpa Vacas subió a la coaster de placa B3H-711, que cubre la ruta Chorrillos-San Juan de Lurigancho, en la avenida República de Panamá, en Miraflores, tres cuadras antes del paradero de su víctima.

Inmediatamente, el sujeto se ubicó en uno de los asientos de atrás. Luego subió la joven estudiante de Negocios Internacionales, quien en ese momento se dirigía a su vivienda, ubicada en Chorrillos.

De acuerdo con los testigos, Hualpa Vacas -quien vestía una polera de color anaranjado, gafas negras y portaba una mochila negra- avanzó hacia donde se encontraba la joven para rociarle gasolina en el cuerpo y luego prenderle fuego con un encendedor. Previamente le dijo: “Te quemo porque si no eres mía, no serás de nadie”.

El combustible lo tenía oculto en una botella de plástico que llevaba debajo de su polera.

El primer policía llegó ocho minutos después del ataque y ya no pudo capturar al sujeto, que logró huir.

Momentos antes, los pasajeros intentaron detener por sus propios medios al agresor, pero este lo impidió derramando gasolina y prendiendo fuego en el piso del bus.

“La gente lo ha querido agarrar, pero este sujeto roció la gasolina por todo el bus y se escapó. La puerta trasera estuvo cerrada, por lo que todos salimos, atropellándonos, por la puerta de adelante”, contó la pasajera testigo María Elena de la Cruz Bazán.

El chofer de la coaster siniestrada contó que también intentó detener al agresor, pero este logró vencerlo en fuerza. “Al momento que la prendió, salió corriendo. Yo, al momento que miré al sospechoso, lo quise agarrar, pero él me empujó y todos se fueron contra mí. No he podido agarrarlo”, dijo el conductor Julio César Aguilar, quien además fue el primero en auxiliar a la joven al verla arder en llamas.

Para ello usó un extintor de polvo químico que tenía en su unidad de transporte. “Agarré mi extinguidor que tengo ahí a la mano y lo primero que hice fue auxiliarla a ella”, narró.

Las llamas alcanzaron también a otros once pasajeros de la coaster, quienes fueron atendidos por los bomberos y trasladados a los hospitales Casimiro Ulloa y Arzobispo Loayza.

MÁS OPERACIONES

La joven víctima del ataque fue trasladada al Hospital Guillermo Almenara, donde lucha por su vida en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El martes por la noche fue sometida a una operación en las extremidades superiores, mientras que ayer en la mañana fue intervenida a nivel del tórax, detalló a la prensa el gerente de la Red Asistencial Almenara, Luis Bromley.

Eyvi Ágreda tiene afectado el 60 por ciento del cuerpo, incluido rostro, cuello y tronco. Además, tiene comprometidas las vías respiratorias y se teme -como suele suceder en estos casos- que luego se vean comprometidos sus riñones e hígado. Ella continúa inconsciente y se le aplica ventilación asistida. Se le han administrado sedantes para evitar el dolor debido a sus heridas.

En diálogo con los periodistas, Bromley dijo que se está tratando de que la joven recupere sus funciones vitales, lo que tardará algunos días; pero el tratamiento que requerirá se prolongará por varios meses. Aún será necesario que la joven se someta a diez intervenciones quirúrgicas más. “Ella está luchando ahora por su vida. Quiere vivir”, acotó el galeno.

Por su parte, la presidenta de EsSalud, Fiorella Molinelli, tras condenar este acto de violencia, aseguró que se brinda todo el cuidado necesario para la recuperación de la joven.

Agregó que se les ofrecerá a los padres de la joven, que pronto arribarán de Cajamarca, albergue, alimentación y todas las comodidades necesarias para su estadía en la capital. Además, se les asistirá con apoyo psicológico dado el difícil momento que están viviendo.

CAPTURA

Hasta el cierre de esta nota, en la sede de la División Policial de Investigación Criminal de Miraflores continuaba Carlos Javier Hualpa Vacas, presunto agresor de la joven de 22 años.

El detenido fue trasladado desde su domicilio, en la urbanización El Progreso, en Carabayllo, y conducido a la sede policial donde ya es sometido a las investigaciones, informó el jefe de la Región Policial Lima, general PNP Gastón Rodríguez.

En conferencia de prensa realizada en la sede de la Depincri, el general Rodríguez dijo que si bien el detenido niega su responsabilidad, hay muchos indicios que refuerzan la hipótesis policial sobre su autoría en el ataque.

Agregó que el sospechoso pudo ser identificado gracias a la información proporcionada por la familia de la víctima. Con el nombre del sujeto se ingresó al WhatsApp de Eyvi Agreda y su hermana pudo reconocer la foto del presunto agresor.

“Se montó vigilancia en el trabajo, al que debía ingresar a las 09:00 horas; pero al conocer que se excusó de ir a laborar porque la noche anterior había sufrido un accidente, reforzamos la hipótesis”, explicó.

Detalló que cuando el sujeto se asomó a la puerta de su casa fue intervenido y reducido inmediatamente, y se confirmó que tenía una quemadura en la mano y el antebrazo izquierdos, como lo había informado el chofer del bus en el que ocurrió el brutal ataque.

El oficial dijo que el presunto autor de la agresión no supo explicar el origen de su lesión y cayó en contradicciones.

Una de las versiones que formuló es que se había accidentado cocinando en su casa; pero también dijo que se quemó porque estaba muy nervioso al percatarse de que se daba su nombre como sospechoso. “Cuando nadie lo había mencionado y solo habíamos dado un segundo nombre”, explicó el policía.

Lo cierto es que no supo decir dónde fue atendido de la quemadura que presenta, la cual está vendada previa aplicación de una sustancia, probablemente para aliviarle el dolor.

Una de las pasajeras testigo, de nacionalidad venezolana, reconoció a Hualpa Vacas como el autor del cruel ataque a la mujer.

El sindicado atacante y la víctima se habían conocido, hace cuatro años, en el concesionario de una universidad, donde ambos laboraban. Luego de un tiempo de tratarse empezó el acoso, pero esto no fue denunciado a la Policía.

Según las autoridades, el detenido no presenta antecedentes policiales. El acoso comenzó a incrementarse en las últimas semanas.

Se conoció que, hace tres semanas, la hermana de la víctima salió a auxiliar a Eyvi, quien llegaba a su casa abordo de un mototaxi muy asustada porque la estaban siguiendo.

Su hermana Sandra alcanzó a ver en otro mototaxi a un sujeto con casaca y capucha, vestido en forma similar a la descripción del hombre que atacó anoche a la joven en el bus.

VIDA TRUNCADA

La madre de Eyvi Ágreda, Paula Marchena, dijo que en una ocasión, hace al menos tres meses, su hija le contó que un sujeto la seguía sospechosamente. “Una vez me dijo que se dio cuenta que la estaban siguiendo, un encapuchado. Bajó del carro y parece que le estaban esperando”, relató desde Jaén.

Según contó, al darse cuenta de esta presencia, Eyvi Ágreda giró la vista y se percató que un sujeto la estaba siguiendo sospechosamente.

La joven víctima decidió dejar su natal Cajamarca, hace 6 años, para llegar a Lima y formarse un mejor futuro. Vivía con sus dos hermanas en Chorrillos y recientemente había visitado a su padres, quienes trabajan como agricultores en Jaén, con quienes solía comunicarse telefónicamente todos los días.

“Quiero rogar a todas las autoridades a que tomen cartas en el asunto. Que hagan justicia y ya no lo dejen escapar (al presunto autor)”, señaló la madre.

ASÍ FUE LA AGRESIÓN A EYVI LISET ÁGREDA MARCHENA

MÁS DATOS:

- La PNP asegura que tiene todas las pruebas que lo sindican como autor del condenable acto. Pasajeros testigos confirman que fue él quien roció gasolina y prendió fuego a la estudiante.

- El Ministerio de la Mujer brinda apoyo a la joven atacada en bus, mientras que el Ministerio del Interior refuerza las acciones respectivas para prevenir este tipo de hechos.

- Defensoría afirma que mujer fue víctima de dos tipos de acoso. Eyvi Ágreda Marchena habría sido objeto de dos tipos de acoso: laboral y callejero. El primero fue perpetrado en su trabajo. Lo comunica y logra una rotación. Mientras que el segundo se dio en espacios públicos, señaló la adjunta de la Mujer de la Defensoría del Pueblo, Eliana Revolledo. Sin embargo, no existe sanción penal para el acoso.

DETENIDO. Carlos Hualpa Vacas, de 37 años, fue detenido en su vivienda de Carabayllo. 25 años de prisión por intento de feminicidio podría purgar el sujeto por atacar cruelmente a mujer. 

Lo más leído