​"El monstruo de Armendáriz": la última condena de muerte en Perú por violación

Se le ejecutó por haber violado a un menor de 3 años de edad aunque hasta el final se negó del cargo
​"El monstruo de Armendáriz": la última condena de muerte en Perú por violación

​"El monstruo de Armendáriz": la última condena de muerte en Perú por violación

12 de Diciembre del 2017 - 17:11 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Difusión

Hace 38 años no se aplica la pena de muerte en el Perú, la última condena fue para Julio Alfondo Vargas Garayar por traición a la patria. Pero este caso, es uno de los últimos que se ejecutó a un violador el 12 de diciembre de 1957.

VIOLACIÓN A UN MENOR DE EDAD

Una de las condenas por violación que se realizó en el Perú fue para Jorge Villanueva Torres, conocido también como el “Monstruo de Armendariz” acusado por haber violado y asesinado a un menor de 3 años. Caso que conmocionó a todo el país. "Yo he cometido muchos delitos... he sido un hombre malo... pero este, este crimen no me pertenece", dijo el sujeto que más de una vez, aseguraba que era libre de este crimen. 

Julio Hidalgo Zavala de apenas 3 años de edad, estaba muerto. 

Basándose del testimonio de un vendedor de turrones, la policía confirmaría que Villanueva era el autor del tal cruel escena. Marcelo Rojas Pérez y Alfonso Navarro Vilca, pasaban por la quebrada de Armendáriz en Miraflores se toparon con la escena más terrorífica de sus vidas: Julio Hidalgo Zavala, de apenas 3 años de edad, estaba muerto con múltiples golpes en la cabeza y desnudo. De inmediato, las autoridades llegaron al lugar del crimen, más tarde, llegó un albañil llamado Abraham Hidalgo, padre del niño para comprobar que era su hijo.

PENA DE MUERTE POR VIOLACIÓN

Haciendo caso al testimonio del vendedor y ciertas otras pruebas que se prestaban en contra de Jorge Villanueva Torres, con 35 años de edad el hombre fue fusilado durante la madrugada del 12 de diciembre de 1957, a cargo del pelotón de la Guardia Republicana.

A pesar que muchos decían que el “Monstruo de Armendariz” había sido obligado a aceptar la acusación, habían varias contradicciones en la investigación. Así mismo, se habló de temas de racismo, por lo que Villanueva era de ascendencia africana.