En la actualidad, más de 2 mil 300 ollas comunes de Lima Metropolitana alimentan a casi 250 mil personas cada día. Sin embargo, aún carecen de insumos que sostengan una alimentación saludable por lo que la multiplicación de huertos urbanos podría ser una solución a este problema.

Frente a esta situación, organizaciones sociales exigen al alcalde de Lima, Miguel Romero, que se priorice la aprobación, antes de concluir el 2022, de la Ordenanza Nº 1629, la misma que promueve la agricultura urbana como estrategia de gestión ambiental, y propone la inclusión de temáticas clave para que sea compatible con el contexto actual.

Para la regidora de la Municipalidad de Lima y también decana del Colegio de Nutricionistas de Lima, Jessica Huamán, la aprobación de esta ordenanza se ve bloqueada por el regidor oficialista Alex Morales, quien solicita su prepublicación.

“Lamentamos la decisión del regidor Alex Morales de bloquear una iniciativa que brindaría la posibilidad de crear huertos urbanos en zonas donde la inseguridad alimentaria azota a las familias más vulnerables de Lima. Ha puesto una traba, cuando se requiere su aprobación urgente, tras más de un año de haber sido presentada”, denunció Huamán.

La presidenta de la Red de Ollas Comunes de Lima Metropolitana, Fortunata Palomino, pide al alcalde de Lima que “antes de dejar el cargo, deje aprobada la ordenanza de agricultura urbana, así podremos decir que el alcalde hizo un aporte importante en la reducción del hambre en la ciudad”. Asimismo, agregó que “la agricultura urbana es muy importante para la alimentación porque aporta alimentos frescos, sin pesticidas, ni agroquímicos”.

Aunque el Concejo del Sistema Alimentario de Lima - CONSIAL ha priorizado su aprobación, el alcalde Romero aún no lo pone en agenda.

La ordenanza de agricultura urbana permite hacerle frente a la crisis alimentaria mundial, fomenta la reactivación económica y propicia una alimentación saludable, evitando la contaminación de los alimentos con pesticidas y aguas servidas.

Finalmente, esta iniciativa requiere de un dictamen favorable de las comisiones de Salud Pública y Desarrollo Social y de Comercialización y Defensa del Ciudadano en menos de dos semanas de cara a su debate y posible aprobación en sesión de Concejo de Regidores de la Municipalidad de Lima. Diversas organizaciones demandan respuestas al líder de la gestión edil, para que Lima pueda enfrentar mejor la crisis alimentaria y avance hacia ser una ciudad resiliente.