Ambulantes se burlan de desalojo y regresan a invadir las vías de desvío

Pese a los esfuerzos de las autoridades, los vendedores volvieron a ocupar los espacios públicos y amenazan con paralizar la obra de la avenida Sánchez Cerro. El gobernador regional se compromete a tratar el tema en una reunión que se llevará a cabo el lunes próximo
Ambulantes se burlan de desalojo y regresan a invadir las vías de desvío

Ambulantes se burlan de desalojo y regresan a invadir las vías de desvío

25 de Noviembre del 2017 - 07:00 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Andrés Vera

En vano ha sido el madrugador desalojo de los comerciantes ambulantes que ocupaban las vías públicas del complejo de mercados de Piura. A las pocas horas de ese operativo, un nutrido grupo de informales burlando el control policial volvió a invadir las calles.

EL DESALOJO. El operativo se inició cerca de las 3:30 de la madruga de ayer y estuvo al mando del jefe de Fiscalización de la Municipalidad Provincial de Piura, Edinson Peña, y del titular de la comisaría de Piura, comandante PNP Sergio Monroy.

Los comerciantes del jirón 2 fueron los primeros en ser retirados, luego de que entablaran una conversación con los que lideraban el operativo. Después, la maquinaria de la comuna de Piura continuó con el retiro de los puestos informales.

LO DE SIEMPRE. La pasivilidad de los vendedores hacía suponer a los agentes que otra vez invadirían las vías, las cuales serán utilizadas por el transporte vehicular como zonas de desvío tras el cierre de la avenida Sánchez Cerro por obras.

Durante el desalojo estuvo presente el jefe de servicios comerciales, Severín Fassbender, quien manifestó que el jirón San Isidro y el jirón 2 serían utilizados como desvío de rutas para evitar el colapso vehicular en la zona norte. Dichos espacios están incluidos en el plan que servirá para descongestionar las calles por el cierre de la avenida Sánchez Cerro.

Sin embargo, pese a los esfuerzos de las autoridades, los ambulantes no acataron la orden y cerca de las diez de la mañana volvían a apoderarse de las vías públicas en los jirones San Lorenzo, Blas Atienza y Jirón B. Solo un pequeño grupo acató la medida.

Pese a que sus puestos fueron destruidos por la maquinaria de la comuna piurana, los ambulantes volvieron a armar con plásticos “a la velocidad de un rayo” el espacio en que están expendiendo sus productos sobre cajones, o sencillamente sobre el piso. Entre las vías invadidas está el Jirón San Lorenzo.

INTRANSITABLE. Las vías que quedaron liberadas por contadas horas fueron: Jirón 2, San Lorenzo, Blas Atienza. Jirón B y Mártires de Uchuraccay. De estas solo la avenida Mártires de Uchuraccay había sido liberada del comercio ambulatorio.

José Rodríguez, comerciante formal del complejo de mercados, supuso que los ambulantes incumplan con la norma causará un caos tremendo ya que dichas vías deben estar libres para que los peatones transiten por el mercado.

Correo realizó un recorrido en horas de la mañana por estas zonas que habían sido despejadas en la madrugada y encontramos un panorama caótico, ya que no solo los vehículos debían realizar el desvío, sino que en las veredas pululaban cantidad de ambulantes haciendo imposible el tránsito libre de los peatones y los consumidores.

“Si los ambulantes no se van será imposible que los usuarios transiten por estas vías, hay bastante carros y no hay espacios por donde transitar”, manifestó una madre de familia.

El regreso de los ambulantes a las zonas públicas fue escenario desde las 6:00 de la mañana, lo que originó la frustración del personal de fiscalización y de los agentes policial es de la Dirección de Operaciones Especiales debido a que cada vez que liberaban una vía otra era ocupada por los comerciantes informales.

El jefe de la oficina de fiscalización, Edinson Peña Palacios, sostuvo que la invasión de las vías es un problema que deberá gestionar el jefe de servicios comerciales.

“En cada desalojo vemos a los mismos comerciantes, si hay 500 ambulantes, 300 cuentan con su puesto en la fábrica San Miguel, pero salen nuevamente; esto ya es un problema que lo debe de ver servicios comerciales”, refirió durante el operativo municipal.

Algunos de los vendedores dijeron que no saldrían de las calles ya que se acerca la campaña navideña y es la mejor fecha para vender al por mayor.