Contraloría descubre más riesgos en la descolmatación

El órgano de control detecta la falta de maquinaria ofertada, permisos para botaderos y supervisión
Contraloría descubre más riesgos en la descolmatación

Contraloría descubre más riesgos en la descolmatación

10 de Enero del 2018 - 11:13 » Textos: José Chapa » Fotos: Correo

Tres nuevos informes del control concurrente de la Contraloría, dieron cuenta de varios riesgos o situaciones adversas encontrados durante los trabajos de descolmatación de los ríos Chira y Piura.

Uno de los informes señala que en los trabajos que se realizan en el río Chira, no existe documentación que acredite las gestiones realizadas por Agro Rural, para obtener las licencias y/o permisos necesarios para poder utilizar libremente las áreas destinadas como depósitos de materiales, de acuerdo con lo establecido en la ficha técnica.

Esto podría ocasionar que los trabajos no concluyan oportunamente, exponiendo a la población ante la ocurrencia de otro fenómeno natural.

EN EL RÍO PIURA

Un segundo informe de control concurrente indica que en la descolmatación del río Piura, que va desde el puente Ñácara hasta el puente Salitral en el Alto Piura, a cargo del Consorcio Río Piura II, el contratista no cumple con proveer la maquinaria ofertada, y constituiría supuesto para la aplicación de penalidad por incumplimiento contractual.

El consorcio ganador ofertó como maquinaria mínima 36 tractores sobre oruga, 6 retroexcavadoras y 7 cargadores sobre llantas, pero durante la inspección realizada no se encontró dicha cantidad de maquinaria.

El tercer informe del control concurrente realizado en el tramo III que va desde el sector Cordillera hasta el puente Independencia, Agro Rural no adoptó acciones para que el contratista cumpla con el plazo contractual, lo que ha generado un atraso del 26% en la eliminación de material seco arenoso. El avance acumulado al 27 de diciembre en que se emitió el informe era del 61%.

Informa también que Agro Rural y el supervisor, no cautelaron que el contratista elimine el material extraído en los botaderos previstos, lo que podría ocasionar controversias y reclamaciones.