El oso de anteojos rescatado en Huancabamba tiene un mejor ambiente (VIDEO)

Los especialistas del Serfor comprobaron la buena condición física del espécimen de fauna silvestre que fue rescatado cuando tenía dos meses de edad
El oso de anteojos rescatado en Huancabamba tiene un mejor ambiente (VIDEO)

El oso de anteojos rescatado en Huancabamba tiene un mejor ambiente (VIDEO)

29 de Mayo del 2017 - 09:54 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Serfor

El oso de anteojos (Tremarctos ornatus), que el Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) rescató en febrero del año 2016 en la provincia de Huancabamba, tiene un nuevo y amplio ambiente, acorde a sus necesidades en el zoológico Cecilia Margarita de Piura.

Especialistas de la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) Piura, oficina descentralizada del Serfor, participaron del traslado del ejemplar de fauna silvestre, de las instalaciones provisionales a su flamante infraestructura de 500 m2.

‘Peluche’ como lo han bautizado en el zoológico, goza de una piscina de dos niveles, dos plataformas (construidas con madera), una amplia cueva, un comedero y área de exhibición y de manejo. Asimismo, la superficie tiene como característica la combinación de sustratos, piedras, arena, gras, pasto, hierbas y árboles.

La infraestructura de este ambiente se convierte en la primera de este tipo en la región norte del país, garantizando de este modo el adecuado desarrollo del oso de anteojos.

De la misma manera, el personal de la ATFFS Piura constató la buena condición física del, también conocido, oso andino de aproximadamente un año con cinco meses de edad, y quien pesa 68 kilos y mide 1.45 metros. Su alimentación en el zoológico son dos comidas diarias: por la mañana, come avena, vitaminas, frutas variadas y vegetales; y por la tarde, jugo de frutas, camote y pollo, entre otros.

El responsable de la ATFFS Piura, Ing. Juan Otivo Meza, recordó que dicho espécimen de fauna silvestre fue rescatado en el caserío Huachumo del distrito de El Carmen de la Frontera, cuando tenía en promedio dos meses de edad. “Era una cría de oso, huérfano, por lo que no se pudo devolver a su hábitat natural”; señaló.

Cabe mencionar que, la población de este ejemplar se ha visto reducida por la destrucción de los bosques que conforman su hábitat, por la cacería indiscriminada a la cual es sometido y por su tráfico ilícito. Por ello, el Estado Peruano lo ha categorizado en estado “vulnerable”, a través del Decreto Supremo N° 004-2014-Minagri, que actualiza la lista de clasificación y categorización de las especies amenazadas de fauna silvestre legalmente protegidas.