La Policía sospecha que el oro usado en las joyas robadas provienen de la minería informal

Lo hurtado en las 14 joyerías de Catacaos ascendería a 734,000 soles. La cámaras graban a los hampones
La Policía sospecha que el oro usado en las joyas robadas provienen de la minería informal

La Policía sospecha que el oro usado en las joyas robadas provienen de la minería informal

16 de Agosto del 2018 - 09:19 » Textos: Marisol Bobadilla » Fotos: Correo

La mayoría de propietarios de los puestos de joyería de la galería de Catacaos que sufrieron el robo, no acreditó la procedencia de las joyas hurtadas ante la Policía, por lo que se presume que el insumo usado en la mayoría de obras de filigrana, proviene de la minería informal.

DOCUMENTACIÓN.Fuentes policiales revelaron que solo dos dueños de las 16 galerías han presentado ante la División de Investigación Criminal (Divincri), la documentación correspondiente en la que demuestra la procedencia de las joyas de oro.

“Nos presentaron la documentación y pudimos verificar dónde compraron el oro y la plata, pero en los demás casos no ha pasado eso”, dijo la Policía.

Hasta el momento, solo han acreditado S/ 124,300 soles del hurto que se calculaba en un primer momento en un milllón de soles, al existir también, entre lo robado, lingotes de oro.

Es por eso que los detectives sospechan que el oro y la plata usados en la confección de las joyas, es producto de la minería ilegal en la región Piura.

Por otro lado, las investigaciones aún no esclarecen quiénes serían los ladrones, en vista que el dueño de la galería situada en la calle Comercio, indicó que no cuenta con el registro de las personas que alquilaban el segundo piso.

El vigilante había manifestado que eran varios extranjeros los que allí vivian.

Además, según las actas de constatación que elaboró la Policía, lo robado asciende al monto de 734,000 soles.

Un video de una de las galerías muestra los momentos en que dos personas ingresaron abriendo las puerta corredizas.

Uno de ellos, con ayuda de una linterna, verificó en donde se hallaba la videocámara, mientras que el otro ingresó después.

Ambos hombres usaban gorrros y evitaban levantar la cabeza para no ser identificados. Finalmente lograron tapar la cámara de videovigilancia.

Las filmaciones son analizadas por los detectives de Divincri, con el fin de esclarecer el hurto de las joyas.

Lo más leído