Mueren 62 neonatos en cuatro meses en la región Piura

La Diresa revela que también se han producido 150 muertes perinatales y 98 fetales. Los distritos de Veintiséis de Octubre y Piura reportan la mayor cantidad de casos. La Federación Médica pide un hospital de alta complejidad
Mueren 62 neonatos en cuatro meses en la región Piura

Mueren 62 neonatos en cuatro meses en la región Piura

23 de Mayo del 2018 - 08:58 » Textos: Cinthia Cherres » Fotos: Correo

Al menos 62 niños de 28 días de nacidos han muerto en los hospitales de la región Piura en lo que va de año. Los años 2017 y 2016 fallecieron 126 y 122 recién nacidos, respectivamente. La cifra de muertos no cesa.

ESTADÍSTICAS. De acuerdo a la sala situacional de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Piura, los distritos que más muertes de neonatos han registrado son Veintiséis de Octubre (12), Piura (9), Huancabamba (4) y Sullana (4), seguidos de Castilla (3), Chulucanas (3), Tambogrande (3), Pariñas (3), Paita (2), Catacaos (2), Sechura (2), La Arena (2), Frías (1), La Unión (1), entre otros distritos pertenecientes a la Diresa (11).

La misma situación se reportó el 2017, año en que los distritos de Piura (27), Veintiséis de Octubre (11) y Sullana (11) registraron el mayor número de casos de la región.

Asimismo, en los cuatro primeros meses de este año se han reportado 150 muertes perinatales y 98 fetales, cuya probabilidad en el índice de tasa de mortalidad es a aumentar.

En promedio, los casos se notifican en la red Piura-Castilla (30%), Sullana (24.4%), EsSalud (23.1%), Morropón-Chulucanas (13.8%), Huancabamba (6.3%), Bajo Piura (1.3%) y Ayabaca (1.3%).

Además, según la ocurrencia de muerte de este año, los bebés fallecen, en su mayoría, entre el primer y séptimo día de nacidos (31), dentro de las 24 horas (21) y entre la primera y cuarta semana de nacido (10).

A ello se suma que el mayor número de muertes se registran en los establecimientos de salud (60), mientras que un porcentaje menor (2) se han registrado en domicilios.

Lo preocupante es que el mayor número de casos de muertes neonatales se han reportado en menores que nacen con el peso ideal (43.3%), seguido de los pequeños con bajo peso (21.7%) y de muy bajo peso (35%).

El Ministerio de Salud ha revelado que semanalmente se registran 57 defunciones fetales y 51 defunciones neonatales en el país; eventos que ocurren con mayor frecuencia que las neumonías en menores de 5 años o la muerte materna, donde se registran en promedio 6 defunciones semanales.

CRÍTICO. Al respecto, el presidente de la Federación Médica, Arnaldo Vite, dijo que en el hospital Santa Rosa existe gran demanda de atención, sobre todo, por las carencias que tienen los nosocomios Cayetano Heredia de Piura y el Hospital de Apoyo II-2 de Sullana.

“La deficiencia continúa, no solo en el tema de infraestructura y equipamiento, sino también pasa por lo más grave que es que no tenemos neonatólogos en la región. Estuve gestionando en Lima, pero nos dijeron que formemos nuestros propios cuadros, que hagan especialidad, porque es difícil encontrar a un neonatólogo. No solo por la escasez, sino que pasa que los honorarios no son acorde”, puntualizó.

INSUFICIENTE. Vite agregó que hace poco llegaron ventiladores para el área de Neonatología; sin embargo, estos equipos resultan insuficientes. La misma situación ocurre con las seis camas que existen, pues muchas veces deben ser compartidas con otro bebés, pese al riesgo que representa.

“Llegaron un par de ventiladores al (hospital) Santa Rosa, pero siempre van a seguir faltando. Es tanta la demanda que a veces el personal médico y de enfermería tiene que suplir esos equipos con un aparato de ventilación que es de forma manual. Solo tenemos seis camas, lo peor es que hay momentos en que se tienen que compartir”, dijo.

A ello se suma la falta de apego a protocolos básicos de bioseguridad, como usar guantes, lavarse las manos y de conciencia sobre el riesgo de infección que conlleva al incremento del surgimiento de bacterias causantes de muertes en neonatos en hospitales, esto unido a otras debilidades que abarcan la sobrecarga, falta de personal especializado, de insumos, equipos, mantenimiento y vigilancia.

“De por si (los neonatos) son pacientes que no tienen un suficiente sistema inmunológico formado, son deficientes en su sistema, cualquier bacteria por más simple que sea puede tener consecuencias fatales. Estas áreas de neonatología son muy críticas, por eso tienen que ser controlados y vigilados”, señaló.

El presidente agregó que urge la construcción de un hospital de alta complejidad en la región, con profesionales capacitados para poder reducir el índice de mortalidad en neonatos y perinatos.

“Se ha prometido instalar una ambulancia aérea para pacientes con patologías complejas, para que un paciente sea derivado de una manera más oportuna. No es suficiente que hayan más incubadoras, deseamos un hospital de alta complejidad, pero eso pasa por una decisión política, el nuevo gobernador tiene que asumir compromisos”, precisó.

FACTOR ALIMENTACIÓN. El director de Inteligencia Sanitaria, Edward Pozo, señaló que las cifras reportadas son una tendencia de casos cuyo comportamiento es el esperado.

“Las curvas se han mantenido, incluso están disminuyendo. Este año hemos tenido en el (hospital) Cayetano una alerta por un hemocultivo positivo para feromona, pero las muertes no han sido asociadas. El producto del fallecimiento (de los bebés) es porque están bajos de peso, es un factor asociado a la muerte de los niños”, precisó.

Pozo agregó que “lo que se hace es que la nutrición no se produzca cuando el menor nace, sino desde que está en el vientre, por eso brindamos hierro a la gestante a través de los programas de atención. Si disminuimos la falta de peso al nacer, las muertes se podrían reducir al 70%, la estrategia del ministerio es que las gestantes tengan un buen suplemento de hierro y una gestación controlada”.

Desayunos de Correo

Lo más leído