Piura registra más de 300 zonas de riesgo delictivo

Algunos sectores del centro de la ciudad son utilizados por personas al margen de la ley para consumir y vender droga al menudeo y ejercer la prostitución. Otras zonas como el complejo de mercados y el sector sur también representan peligro
Piura registra más de 300 zonas de riesgo delictivo

Piura registra más de 300 zonas de riesgo delictivo

25 de Enero del 2018 - 11:16 » Textos: José Chapa » Fotos: Correo

Si bien la incidencia de algunos delitos bajaron durante el año pasado, otros se incrementaron, y los delincuentes comunes continuaron utilizando o ampliando su campo de acción en diferentes sectores de Piura, Castilla y Veintiséis de Octubre.

Así lo muestra el mapa del delito elaborado por la Oficina Regional de Seguridad y Defensa Nacional (Orsydn), el cual señala que incluso algunos sectores del centro de la ciudad, son utilizados por los delincuentes para cometer arrebatos, vender droga y ejercer la prostitución.

Según este mapa, son 477 las zonas de riesgo detectadas en las ciudades de Piura, Castilla y Veintiséis de Octubre.

TIPO DE DELITOS. De acuerdo a la información recogida, casi el 60% de los sectores de riesgo se encuentran en el distrito de Piura con 330 puntos críticos, seguido de Castilla con 93 y Veintiséis de Octubre con 54 sectores.

Según el mapa del delito, la zona cercana al puente San Miguel, entre el malecón Eguiguren y la calle Libertad, así como los alrededores de la plazuela Merino y Tres Culturas, son consideradas como zonas de riesgo.

Estos tres puntos son utilizados para ejercer la prostitución clandestina y el consumo y la venta de droga con la modalidad de la microcomercialización, mientras que los alrededores del malecón Eguiguren son utilizados además como fumadero. En este sector se ubican varias casonas antiguas deshabitadas, las cuales son frecuentadas por los consumidores.

Otros sectores cercanos al centro de la ciudad en donde regularmente se registran asaltos al paso y venta de droga, son la esquina de las avenidas Sánchez Cerro y Sullana, las calles Ayacucho y Apurímac, y el Barrio Sur, en donde hace algún tiempo incluso ocurrieron casos de homicidio.

El barrio Pachitea ubicado cerca del complejo de mercados, continúa siendo una zona de riesgo por la alta incidencia de casos de asaltos al paso o arrebatos, así como de actos contra la moral y buenas costumbres como la prostitución y la venta de bebidas alcohólicas.

ALREDEDORES. También han sido ubicados como zonas donde se cometen asaltos y microcomercialización de droga, la avenida Don Bosco, la ribera del río Piura, la esquina de las avenidas Sánchez Cerro con Vice, y algunos sectores de las avenidas César Vallejo y Andrés Avelino Cáceres.

También algunas zonas de los asentamientos Buenos Aires, San José, Barrio Norte, Quinta Julia, y el complejo de mercados, en donde confluyen delincuentes de diferentes zonas de la ciudad, para cometer todo tipo de actos ilícitos, incluyendo a los cuentistas y falsos mendigos.

EN CASTILLA. En el vecino distrito, la zona más crítica o de alto riesgo continúa siendo los alrededores del cementerio Virgen del Carmen, donde además de la venta y consumo de droga, se registran casos de asaltos al paso y venta de bebidas alcohólicas.

En el lugar también se ubican varias caletas que los ladrones utilizan para guardar los vehículos que roban.

Otra zona de alto riesgo es también el asentamiento El Indio, así como Chiclayito y Las Monteros, así como el cercado de Castilla, algunos sectores de la urbanización Miraflores como la avenida Luis Montero, estadio Miguel Grau, el hospital Cayetano Heredia, parque Quiñones, y otros cercanos al Centro Comercial de la avenida Cáceres.

Y por el sector noreste, algunos tramos de la avenida Guardia Civil, a la altura del colegio militar Pedro Ruiz Gallo, de la urbanización San Antonio, el terminal terrestre, y la segunda etapa del asentamiento La Primavera.

VEINTISÉIS DE OCTUBRE. En el nuevo distrito, se mantienen como zonas de alto riesgo algunos sectores de los asentamientos humanos Nueva Esperanza, San Sebastián, Túpac Amaru, La Península, Santa Julia, los ex Polvorines, Villa Perú Canadá, Ricardo Jáuregui, entre otros lugares conocidos.

COMO SE ELABORA. Eduardo Arbulú Gonzáles, secretario técnico de la Orsydn, indicó que el mapa del delito se elabora en base a la información que proporciona la Policía y otras organizaciones relacionadas con la seguridad ciudadana.

“El mapa del delito es una herramienta que se elabora en forma articulada con la Policía y otras entidades, el cual se encuentra disposición de los secretarios técnicos de seguridad ciudadana de las municipalidades distritales y provinciales, así como de los comisarios”.

Los hurtos y robos en las diversas modalidades, la microcomercialización de droga, la prostitución callejera, los sectores en donde ocurren accidentes de tránsito, actos de violencia familiar, venta y consumo de alcohol, son los delitos que más afecta a la población.

“Este registro permite a la Policía, como herramienta tecnológica, elaborar sus planes de acción para enfrentar a la delincuencia, y disponer mejor sus recursos para prevenir la comisión de delitos”, manifestó Arbulú Gonzáles, quien además es secretario técnico del COER (Centro de Operaciones de Emergencia Regional).

Lo más leído