Trasladan a diez reclusos por extorsiones a constructoras a penal de máxima seguridad (VIDEO)

La operación se dio a las 10:00 de la noche. Informe de Dicaj fue clave para que se dispusiera la medida
Trasladan a diez reclusos por extorsiones a constructoras a penal de máxima seguridad (VIDEO)

Trasladan a diez reclusos por extorsiones a constructoras a penal de máxima seguridad (VIDEO)

25 de Noviembre del 2017 - 10:11 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

Trasladados. Diez reclusos que se encontraban cumpliendo prisión preventiva por diversos delitos, en Piura, fueron trasladados a un centro penitenciario de máxima seguridad.

De acuerdo a la versión policial, los diez internos habrían participado de las últimas extorsiones a las empresas que trabajan en la descolmatación del río Piura, debido a que el penal de la ciudad no cuenta con los bloqueadores para celulares.

LA MEDIDA. Debido a esto y con un informe realizado por los agentes de la División de Investigación Criminal y Apoyo a la Justicias (Divicaj), el jefe del Instituto Nacional Penitenciario del Norte, dispuso el traslado a las 10:00 de la noche del jueves de Dany David Romero Zapata (a) “Dany” recluido por el delito de homicidio simple, Edwing Giovanny Méndez Rebasa (a) “Barbas”, José Javier Cortez Sandoval , Jorge Luis Chaparro Águila (a) “Chaparro”, Marlon Pesaressi Rivas (a) “Chaca”, Emerson Aponte Prieto (a) “Tom”, Jorge Rengifo Morales (a) “Jachi”, Jhon Edgar Viera Merino (a) “La Chola”, Wilson Orlando Girón Aniceto y Gustavo Panta Rebaza hacia el centro penitenciario de máxima seguridad Picsi ubicado en Chiclayo.

CABECILLAS Y MÁS BUSCADO. Como se recuerda Edwin Méndez y Jorge Chaparro fueron sindicados por la Fiscalía de Crimen Organizado como los cabecillas de las organizaciones criminales: “La gran sangre” y “Los maniáticos del norte”. Esta fue desarticulada en agosto del año pasado durante una mega operación.

A ambos se les investiga por el delito de extorsión.

En tanto a Marlon Pesaressi, quien fue incluido en la lista de los más buscados y fue capturado durante la desarticulación de “Los ilegales”, se le investiga también por el delito de extorsión.

El exceso de población penitenciaria y la falta de bloqueadores de celulares dificultan el trabajo de control para los internos.