Azángaro conmemoró CDXXXI Aniversario de fundación española

Autoridades participaron de actividades diversas
Azángaro conmemoró CDXXXI Aniversario de fundación española

Azángaro conmemoró CDXXXI Aniversario de fundación española

23 de Agosto del 2017 - 03:00 » Textos: J. Huahuacondori » Fotos: Difusión

El 22 de agosto de 1586 se colocó la primera piedra para la construcción del templo Nuestra Señora de la Asunción, frente a la Plaza de Armas de la ciudad de Azángaro, a iniciativa del entonces cacique Diego Chukiwanka.

Según investigación que fue presentada por Luis Alberto Roselló, el honorable Concejo Municipal de 1966, presidido por el entonces alcalde de Azángaro, Mauro Paredes Ayamamani, oficializa el 22 de agosto como fecha de aniversario, rescatando los apuntes históricos de la construcción del llamado Templo de Oro.

Ayer se conmemoró esta fecha, con misa Te Deum, sesión solemne, paseo de la Bandera de la ciudad y el desfile cívico militar, protagonizado por las instituciones públicas y privadas, además de las organizaciones, clubes, gremios, entre otros.

El alcalde azangarino, Isidro Solórzano Pinaya, ante el público que participó en el salón consistorial de la municipalidad, expresó su saludo a quienes forjaron el futuro de esta localidad. Destacó los proyectos que se han emprendido en su gestión edil.

De la misma forma, Álvaro Cano Gonzáles, autor del tallado “Puma indomable” del obelisco, ubicado en la plaza San Bernardo, visitó la Tierra Prócer. “Lamentablemente esta obra se encuentra abandonada, las autoridades no le han prestado importancia para darle mantenimiento, como corresponde”, comentó el artista.

“Confío en el corazón de los azangarinos, en las autoridades, que piensan bien y que velen por el desarrollo, el bienestar y la tranquilidad del pueblo que nos vio nacer, esta tierra de Azángaro”, indicó.

El burgomaestre local, condecoró a varias personalidades que han venido destacando en los diferentes ámbitos, no solo en tierras azangarinas, sino en la región Puno y en el país. La ceremonia estuvo muy concurrida.