La Rinconada: minero cae en precipicio y pierde la vida

Testigos refieren que el varón al parecer fue a hacer sus necesidades en estado de ebriedad y no pudo evitar tambalearse y caer
La Rinconada: minero cae en precipicio y pierde la vida

La Rinconada: minero cae en precipicio y pierde la vida

12 de Julio del 2017 - 10:40 » Textos: Victor Mejía » Fotos: Difusión

Trágica muerte encontró un trabajador minero al caer de unos 30 metros de altura, en la zona de la Compuerta, lugar conocido como “La Esperanza”, jurisdicción del centro poblado de La Rinconada distrito de Ananea, provincia de San Antonio de Putina. Los familiares del occiso que llegaron hasta la zona, identificaron plenamente el cadáver de Rolando Cari Ramos (39), natural de Azángaro, quien lamentablemente falleció en el acto. 

Según el testimonio de los pobladores del lugar y los transeúntes de la zona, aproximadamente al mediodía de ayer el desafortunado minero transitaba por la parte alta de este lugar, en aparente estado etílico; al menos así lo dejaba sospechar el tambaleante andar del varón. Repentinamente, cayó al precipicio, al presenciar esta fatalidad los pobladores que vieron el suceso trataron de auxiliar y reanimarlo, pero ya estaba sin vida. 

Luego de la fatal caída, los testigos comunicaron de este accidente a la comisaria PNP de La Rinconada. Los efectivos policiales, llegaron hasta el lugar para constatar los sucedido, porsteriormente por órdenes del fiscal de turno Fredy Alí Condori Hanco realizaron el levantamiento del cadáver, trasladándolo hasta la morgue del centro de salud de esta localidad, para realizar la necropsia de ley, por su parte el fiscal de turno y efectivos policiales iniciaron con las investigaciones de ley. 

El fallecido presentaba una gran herida cortante en la cabeza y abundante sangrado, además, en la parte alta desde donde habría caído se encontró un cinto de seguridad y a unos 15 metros del trayecto de la caída se encontró el chullo del fallecido, al parecer el hombre transitaba en la zona hasta un descampado para realizar sus necesidades fisiológicas, perdiendo el equilibrio, precipitándose hacia abajo.

La familia llora la muerte de quien había venido a trabajar a estos lares para mantener a su familia.