Diocesis de Tacna y Moquegua recordó 70 años de trabajo pastoral

Durante estos 70 años han sido pastores de la región seis obispos que han construido obras a favor de la Iglesia Católica y buscar vocaciones para sumarse al sacerdocio.
Diocesis de Tacna y Moquegua recordó 70 años de trabajo pastoral

Diocesis de Tacna y Moquegua recordó 70 años de trabajo pastoral

20 de Diciembre del 2014 - 10:05 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Diario Correo

Después del retorno de la Ciudad Heroica al seno patrio, en 1929, tuvieron que transcurrir quince años para que Tacna cuente con una Diócesis ya que dependía de la arquidiócesis de Arequipa. Fue el Papa Pío XII quien emitió un 18 de diciembre de 1944 la Bula “Nihil Potius et antiquius” para tener una jerarquía en la iglesia católica en la región.

Dicha Diócesis luego se ampliaría con los años a Moquegua y ratificada por el Santo Padre Juan Pablo II en julio de 1992, durante estos 70 años han sido pastores de la región seis obispos que han construido obras a favor de la Iglesia Católica y buscar vocaciones para sumarse al sacerdocio.

La Diócesis tiene una superficie de 30,941 km2, donde se difunde la palabra de Dios en lenguas de quechua y aimara por los cerca de 60 sacerdotes distribuidos en las 42 parroquias en Tacna, Moquegua e Ilo. Teniendo como patrono a San Pedro en Tacna y Santa Catalina en la Co-Catedral de Moquegua. Mientras la patrona de la diócesis y titular de la catedral es nuestra Señora del Rosario.

EPISCOPÓLOGO. El primer obispo de la diócesis fue monseñor Carlos Arce Macías en 1945, quien tuvo la tarea de terminar la construcción de la actual Catedral de Tacna, la cual solo quedo con sus torres antes de la guerra de 1979.

En 1956 asumió el obispado monseñor Alfonso Zaplana Belliza, quien fue el promotor de la actual construcción del Santuario al Señor de Locumba. En 1975 presidió el obispo Oscar Cantuarias, pastor que promovió la construcción de la casa retiro en el distrito de Pachía.

En 1982 fue consagrado a la diócesis el obispo Oscar Alzamora Revoredo, quien fortaleció el área administrativa para contar con archivos de los bautizos y matrimonios, y además construir los ambientes de la curia episcopal.

En 1991 el obispo Hugo Garaycoa Hawkins asumió la diócesis, él fue el gestor de la construcción del Seminario San José en Calana, promovió las vocaciones en la región y evangelizó en la zona andina.

Mientras monseñor Marco Cortez Lara fue nombrado obispo de Tacna el 5 de mayo del 2005 por San Juan Pablo II; antes fue obispo coadjuntor de la diócesis de Tacna y Moquegua.

LABOR. Cortez Lara se siente bendecido de ser el pastor de la Diócesis. Contó que Dios le habría puesto en esta tierra ya que en su natal Chiclayo, su casa se ubica en la calle Tacna 465, lo que siente como un anuncio de lo que vendría en el futuro.

Rescata el proyecto pastoral con 25 años de vigencia y proyecta que las parroquias en la región se vinculen para cooperar y ayudarse mutuamente.

Propone que cada templo de la zona costera tenga su correlativo en la zona andina, donde los fieles ya no sólo piensen en acudir a un templo sino conozcan que la diócesis tiene parroquias en toda la región. Dando la prioridad a las 12 parroquias que se ubican en la zona andina de Moquegua y Tacna.

Respecto a las vocaciones dijo que se avanza de “poquitos”, comentando que se prepara a 14 jóvenes en el seminario y dos están por terminar sus estudios de teología. Otra tarea es la promoción de las misiones con los laicos para que apoyen a la iglesia.

Como parte de los actos de celebración de la Diócesis ayer ofició una misa de acción de gracias en la Catedral a las 18 h, en la que participó la feligresía católica y luego departieron con los asistentes.

El obispo Marco Cortez Lara reconoció ayer a 8 personas por su servicio a la Diócesis, entre ellos los sacerdotes Ernesto Bernardi y Manuel Muñoz, como el capellán de la catedral Cirilo Velásquez.

Chicas Bocon

Lo más leído