Esta es la historia del hombre que revolucionó hace más de 25 años el servicio de taxi en Tacna

Fundó el primer radiotaxi de la Ciudad Heroica y luego formó su propia empresa con apenas cinco unidades convirtiéndose con el paso de los años en una compañía con la mayor flota de vehículos al servicio del público.

20 de Abril del 2016 - 12:01 » Textos: David Chevez » Fotos: Correo

Un viaje académico-laboral a Bolivia, fue el punto de partida para que Pascual Vilcanqui Llanos, propietario de radiotaxi Pavill, logre revolucionar hace más de 25 años el rubro del servicio de taxi, convirtiéndose así en el pionero en la implementación de este sistema de comunicación rápida conductor-usuario. A su retorno, fundó radiotaxi Terminal pero por diferencias con sus compañeros de trabajo decidió instituir su propia empresa.

¿Cuándo incursionó en este rubro? 

A inicio de los años 90 pero con mi propia empresa desde enero de 1995. En realidad todo empezó en marzo de 1990 luego que la Universidad Mayor de San Andrés de Bolivia nos hace la invitación a una pasantía al personal administrativo de la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann donde yo ya me encontraba trabajando pero que en mi tiempo libre hacía el servicio de taxi.

¿Qué pasó en ese viaje? 

Estuvimos allá una semana, conocí el servicio de radiotaxi que para mí era algo novedoso y muy interesante, es así que me propuse implementarlo aquí en Tacna. A mi retorno, conversé con el administrador del Terminal Terrestre Manuel A. Odría donde trabajaba como taxista en el comité 28; él me mandó con el alcalde Tito Chocano para que le explique en qué consistía este proyecto siendo muy bien recibido la propuesta logrando así el apoyo para la compra de equipos.

¿Qué nombre le pusieron a la empresa? 

Terminal, siendo yo su fundador. Empezamos a operar en agosto del año 90 con 40 unidades implementadas. Nuestra presentación al público fue en el desfile cívico por la Reincorporación de Tacna al Perú. Esa fue nuestra única publicidad, logramos ser una sensación desde entonces, pues nos convertimos en los más solicitados, sobretodo en las noches y para ser sincero cobrábamos lo que se nos antojaba llegando a ganar entre 150 a 200 soles solo en las noches. El servicio era ida y vuelta, o sea cobrábamos también por ir hasta el lugar donde se encontraba el pasajero.

¿Y porqué se retiró? 

Nuestros vehículos eran de segunda con asientos de marroquí; es así que un día, una de las secretarias de Banco Wiesse con el que teníamos un convenio se rayó las medias y se quejó a su gerente cancelándonos el contrato; para entonces ya había otras tres empresas que ya tenían esta tecnología. 

Conversé con una empresa coreana que estaba en Ceticos para firmar un convenio a fin de renovar nuestras unidades; presenté la propuesta en reunión general a los socios y lo único que encontré fue rechazo, desánimo y burla. Tanto así que uno de los socios que era de apellido Centeno se paró delante de todos y me dijo “Te damos las gracias por todo lo que has hecho por esta empresa desde su fundación, pero no podemos comprar nuevos vehículos así que te invito a que formes tu propia empresa”.

¿Cómo es que formó su propia empresa? 

Ese día quedé defraudado de mis compañeros porque lo único que quería era salir a la calle con nuevos vehículos. Nunca pensé apartarme de Terminal pero las cosas se dieron así. Al día siguiente fui donde la notaria Aurora Anguis; quien me vio pensativo y me preguntó que pasaba, le conté a grandes razgos lo y me dijo: “adelante, forma tu propia empresa” dándome las indicaciones de lo que debía hacer.

¿Porqué Pavill? 

La idea me lo dio ella cuando estaba haciendo la escritura porque yo no sabía qué nombre colocar. La doctora me preguntó mi nombre completo y me dijo tu empresa será "Pavill”, mi abreviatura.

¿Con cuántos vehículos empezó? 

Empecé a trabajar un 24 de abril de 1995 con cinco autos y así poco a poco comenzamos con el paso de los días. Actualmente tenemos un promedio de 400 vehículos a disposición de la población y de las cinco personas con quienes inicié este proyecto solo queda mi compañero David Paye, jefe de disciplina.

¿Qué ventajas ofrecen frente a la competencia? 

Seguridad, experiencia y el profesionalismo de nuestros conductores, además que el 80% de nuestra flota es totalmente moderna con timones originales. Por otro lado desde hace cinco meses hemos implementado el servicio “Mujer Taxi” teniendo 13 conductoras que brindan este servicio para mayor confianza.

¿Qué sueños o proyectos tiene a futuro? 

Sacar una empresa de transporte público interprovincial que brinde el servicio en todo el sur, pero con minibanes. Los trámites para hacer realidad este anhelo están en proceso.

Lo más leído