Nueva planta en Calana atenderá a 70% de usuarios de la ciudad

Nivel de arsénico será medido cada 30 minutos por entidad y estará por debajo de estandar internacional
Nueva planta en Calana atenderá a 70% de  usuarios de la ciudad

Nueva planta en Calana atenderá a 70% de usuarios de la ciudad

26 de Enero del 2018 - 11:15 » Textos: Redacción Tacna » Fotos: Correo

La construcción de la nueva planta de tratamiento de agua potable en Calana beneficiará al 70% de los usuarios de la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento (EPS) Tacna en la ciudad y tendrá niveles de arsénico que estarán por debajo de los 0.005 mg/l con la tecnología que se instalará para tratar el recurso hídrico.

El presidente de la junta de accionistas de la EPS Tacna, Luis Torres Robledo, acudió ayer junto al gerente general de la entidad, Eduardo Pérez Maldonado, a la Planta Calana para conocer el área donde se construirá la nueva planta y las características que tendrán para tratar 600 l/s para los usuarios de la ciudad.

Para ello se destinará un terreno de 5 mil m2 y de estos 700 m2 están asignados para las oficinas que debe estar culminada en 750 días. El Consorcio Calana debe instalarse el próximo 31 de enero, informó Torres.

OBRA. El proyecto contempla una línea de aducción de tubería para la captación del agua que sale del partidor en Cerro Blanco hasta la Planta en Calana de un tramo de 2 km que irá por la carretera, 4 floculadores hidráulicos verticales, expresó el gerente.

Además 4 sedimentadores de placas paralelas, de alta tasa de 2 cámaras cada uno, 4 baterías de filtro rápido modificado de tasa declinante con tanque de almacenamiento.

Contempla un sistema de control automatizado que será visto en tiempo real para medir el nivel de arsénico del agua cruda y que se procesa en la planta la cual se hará cada media hora. Como un laboratorio con equipos de última generación como el ICP para el barrido de 30 metales.

Un sistema automatizado para la pre cloración de agua cruda y cloración de agua tratada, se usarán para ello insumos como cloruro ferroso y polímeros.

El agua tratada será para el consumo de la población del cono norte y parte del Cercado. También se reducirán los niveles de otros metales pesados y estarán por debajo de lo permitido, anotó Pérez.

Consultado sobre el problema legal generado en el proceso de licitación en el Ministerio de Vivienda, el gerente indicó que estos fueron subsanados por la contratista y no tienen temor que la obra se paralice por el recurso de amparo presentado a la buena pro.

La legalidad estaría garantizada y por ello se suscribió el contrato por el ministerio y la contratista, manifestó.

Por su parte, Torres Robledo, anunció que la actual planta de Calana con capacidad para 400 l/s será modernizada para en el futuro contar con un adicional para la atención de la población y así contar con más de 1,000 l/s para el consumo de la población.

Mientras tanto se culminan los trabajos de ampliación de la planta a 100 l/s más y así disponer de 500 l/s. Esta obra debe culminar en marzo y empezar a funcionar desde abril.

Los trabajos consisten en la instalación de un floculador donde podrán retener el agua almacenada por 25 minutos y será analizada para reducir los niveles de arsénico, ya que la actual les dificulta por solo tener 7 minutos para contenerla, contó el gerente.