Intentan ingresar tabaco y celular camuflados en panes y bizcochos al penal de Pizarro

Ruth García Atoche iba a entregar estos productos a César Chira, quien cumple condena por robo agravado
Intentan ingresar tabaco y celular camuflados en panes y bizcochos al penal de Pizarro

Intentan ingresar tabaco y celular camuflados en panes y bizcochos al penal de Pizarro

16 de Septiembre del 2018 - 09:19 » Textos: Delma Paico » Fotos: Correo

Una mujer que intentó ingresar tabaco y teléfono celular al penal de Puerto Pizarro de Tumbes, camuflados entre bizcochos y panes, fue intervenida por agentes del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe).

Ruth García Atoche, de 28 años de edad, fue capturada ayer a las 11:30 de la mañana, en circunstancias que pretendía burlar los controles de seguridad del presidio.

Según la jefatura del Inpe, al personal de la puerta del penal le llamó la atención que dicha fémina llevará muchos alimentos y artículos de aseo a su pareja, y al ver que le revisaban minuciosamente sus cosas ella se mostró nerviosa.

CAMUFLADO. Ella había acondicionado un teléfono móvil dentro de una bolsa de bizcochos y el tabaco en 25 panes tipo sándwiches para entregarle al interno César Chira Atoche, de 31 años de edad, quien está recluido en el pabellón de máxima seguridad, por el delito contra el patrimonio en la modalidad de robo agravado.

La jefatura del establecimiento penitenciario inmediatamente reportó el hecho a la comisaría de Puerto Pizarro, donde fue trasladada Ruth García y la mercancía incautada para las diligencias de acuerdo a ley. Asimismo se comunicó al respecto al fiscal de turno de Tumbes.

OPERATIVOS. Constantemente son decomisados un sinfín de materiales de parientes y amigos de reclusos, cuya intención es hacer llegar objetos de acceso restringido.

El director del penal de Puerto Pizarro, Percy Rojas Aguirre, manifestó que los celulares, chips de teléfonos y las drogas son los objetos más preciados por los condenados, por lo que estos son los materiales más decomisados en la entrada al establecimiento penitenciario.

“Algunos visitantes recurren a la practicidad y pegan drogas y chips en partes de su cuerpo, especialmente en sus zonas íntimas para superar el control del penal, que en varios ocasiones son descubiertos”, precisó.

Lo más leído