Más de 200 niños, víctimas de explotación laboral en Tumbes

La mayoría de menores de edad que trabajan se dedicarían al cultivo de arroz, venta de combustible al menudeo, pesca, atención en bares y cantinas y a prestar servicios en ladrilleras en la región de Tumbes
Más de 200 niños, víctimas de explotación laboral en Tumbes

Más de 200 niños, víctimas de explotación laboral en Tumbes

15 de Abril del 2018 - 09:36 » Textos: Guillermo Salvador » Fotos: Correo

Más de 200 menores de edad fueron rescatados por ser víctimas de explotación laboral durante estos últimos 5 años en la región Tumbes.

PROBLEMÁTICA. “Todo hecho que constituya un engaño, y traslado de menores con fines de explotación laboral puede estar dentro de la figura del delito de trata de personas, por lo que el trabajo infantil está prohibido”, refirió el jefe de la Oficina Defensorial de Tumbes, Abel Chiroque Becerra.

El funcionario manifestó que la mayoría de los agraviados, proviene de Lambayeque, Cajamarca y Piura, y llega con algún familiar para que realicen trabajos en los campos de cultivo de arroz.

Chiroque Becerra expresó que la siembra de arroz es la actividad más recurrente en donde se practica la explotación laboral infantil en Tumbes.

Justamente en estos terrenos, en el mes de febrero del 2018, se hallaron a menores de edad trabajando.

“En los sectores El Santuario, Puerto El Cura, en el cruce de Puerto de Pizarro y en el sector Los Cedros del distrito de Corrales se han rescatado a 5 niños y niñas”, indicó el defensor del Pueblo de Tumbes.

Asimismo, afirmó que para esta intervención se contó con el aporte del Ministerio Público, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), la Dirección Regional de Trabajo, la Defensoría Municipal del Niño y Adolescente (Demuna) y la Policía Nacional.

“A inicios del año hemos observado que en los campos agrícolas habían menores de edad y pese a las exhortaciones a los padres y las personas adultas que se hallaban en estos terrenos, no reflexionaban, por lo que decidimos hacer un operativo integral”, aseveró.

Para realizar esta actividad se usó la tecnología con el objetivo de evidenciar la presencia de los afectados laborando en las zonas de cultivo.

“Gracias a la Dirección Regional de Agricultura y la Municipalidad Provincial de Tumbes se contaron con equipos de GPS y un dron para seguir las coordenadas de los lugares, filmar a los agraviados y poder saber los nombres de las propiedades, además de tener el nombre de los dueños de las parcelas”, indicó.

Luego de ello, los menores de edad fueron entregados a sus padres, mientras tanto este caso está siendo investigado por la Fiscalía Especializada en Delitos de Trata de Personas.

“Las instituciones vinculadas a este incidente hemos ido a ratificar nuestra denuncia, asimismo si el fiscal nos ofrece como testigos en el juicio para dar a conocer toda la información, estaremos llanos a contribuir ya que es nuestro deber”, enfatizó.

CASOS. Chiroque manifestó que otras de las actividades donde se encontraron a niños y niñas trabajando, son en las procesadoras de langostinos, asimismo en las ladrilleras, la venta de menudeo de combustible y en los bares.

“En el 2017 hemos hallado dos casos de venta de combustible al menudeo en el mismo centro de Tumbes”, comentó.

Allí se hicieron dos intervenciones donde se encontraron a una niña que había dejado de estudiar, ante lo cual la derivaron a la Fiscalía de la Familia.

De igual manera, expresó que han tomado de conocimiento de la existencia de impúberes laborando en las ladrilleras entre Pampa Grande y Andrés Araujo, de igual modo en bares y cantinas de varios puntos de la región Tumbes.

“Hemos hallado a niños y niñas atendiendo en cantinas del barrio El Tablazo, del centro poblado Cabuyal y el distrito de Aguas Verdes”, dijo.

“En Zarumilla y Aguas Verdes hay mucho por hacer, ya que se registran varios casos por el comercio creciente que existe, además por ser zona de frontera”, resaltó.

Sostuvo que otra de los lugares críticos donde se presentan hechos similares es en el distrito de Zorritos, provincia de Contralmirante Villar donde los menores de edad se dedican a la pesca.

“Allí también se han hecho operativos donde se han confirmado que los infantes trabajan junto a sus padres”, detalló el defensor.

COMPROMISO. Chiroque afirma que si no hubiera sido por ellos que motivaron a que se ejecuten los operativos, no hubiera sido posible la participación de la Sunafil Tumbes y de la Fiscalía Especializada en la Trata de Personas para combatir la explotación laboral infantil.

“La defensoría empezó a motivar los operativos, lo que generó que hasta la fecha cuente con estos dos entes para combatir la explotación laboral infantil”, aseveró .

Recordó que años atrás los fiscales no intervenían debido a que las autoridades locales consideraban que el trabajo en el cultivo de arroz debía permitirse.

CRÍTICA. Por otra parte, el funcionario enfatizó que los gobiernos locales necesitan involucrarse más para evitar que estos hechos se repitan.

“Falta concientizar a los gobiernos locales para que intervengan de inmediato. Se requiere que podamos entender que los niños y niñas son el centro de protección de todas las autoridades”, aclaró.

Cuestionó además que las gerencias de desarrollo social y demunas no realizan el seguimiento luego del rescate de las víctimas.

“Hay una responsabilidad de la gerencia de la desarrollo social tanto de las municipalidades como del gobierno regional para investigar los casos” , dijo.

De igual manera, ha sugerido que cuando se rescate a un menor, se les brinde protección y hacer el seguimiento para saber cuál es el avance frente al incidente que se cometió, porque sino esto se va a volver un círculo vicioso y no se solucionará el problema.