Sardina a la carta

23 de Octubre del 2014 - 00:01 » Textos: Silvia Quispe

La pregunta que todos los días se hacen las amas de casa es: ¿qué cocinaré hoy? Elaborar el menú familiar no es cosa fácil, no solo hay que pensar en un plato que sea altamente nutritivo, también hay que ver que sea agradable para que guste a toda la familia.

Una alternativa fácil de cocinar y rica en nutrientes es la sardina peruana, una especie que se puede encontrar todo el año en el litoral. Contiene proteínas, minerales y vitaminas, por lo que favorece el crecimiento físico y el desarrollo mental. Asimismo, posee ácidos grasos esenciales como el Omega 3, que otorga grandes beneficios al corazón y al desarrollo y buen funcionamiento del cerebro.

Los nutricionistas recomiendan su consumo principalmente en niños entre 1 y 5 años de edad, pues beneficia su desarrollo neurológico, y en el caso de los adultos previene la enfermedad de Alzheimer y contribuye a enfrentar enfermedades del sistema circulatorio o nervioso.

Dos platos sencillos. El chef Óscar Lúcar, colaborador de la Sociedad Nacional de Pesquería, comenta que preparar sardina es rápido y bastante fácil porque el producto se puede adquirir enlatado.

"Para preparar un escabeche de sardina peruana, lo más fácil es comprar una lata de sardinas en escabeche (se adquiere en cualquier supermercado). Hacemos un pequeño aderezo a base de ají amarillo, cebolla en corte juliana y ajo. Se agrega el jugo del enlatado y se coloca la sardina solo unos minutos para que tome temperatura, si se cocina mucho tiempo se desarma", explica el chef.

Otra alternativa de menú es el arroz tapado con sardina peruana. Para preparar esta receta, Óscar recomienda comprar una lata de sardina al rocoto. Se hace un aderezo a base de cebolla, ajo, pasas y aceituna.

Para darle color a la preparación, ponga un poco de ají panca en polvo y páprika. Luego, se agrega el jugo de la salsa de rocoto, espera que reduzca un poco y agrega caldo de pescado o agua y deja que el aderezo tome sabor. Por último, añade las sardinas y dos huevos duros picaditos. Dejar cocinar unos minutos.

"Para armar la presentación, colocar un poco de arroz en un tazón previamente aceitado. Añadir un poco de la preparación y cubrir con arroz. Presione bien y voltee el tazón a un plato. Decore con hojas de perejil y huevo duro", indica Óscar.

Ambas recetas son sencillas de preparar y de cada lata pueden salir dos porciones bien servidas. Anímese a incluir la sardina peruana en su mesa, su familia no solo disfrutará de un producto agradable, también altamente nutritivo.