8 formas para mejorar el aprendizaje según la ciencia

Aprender depende mucho de la alimentación y la actividad física que hagamos, según estudios realizados en España
8 formas para mejorar el aprendizaje según la ciencia

8 formas para mejorar el aprendizaje según la ciencia

18 de Enero del 2018 - 15:00 » Textos: Redacción multimedia

El aprendizaje es vital para el crecimiento de las personas. Sin importar la edad, los seres humanos nos encontramos en un proceso de aprendizaje continuo en nuestra vida, sea en la escuela, la universidad o al estudiar un máster.

 Ignacio Morgado, Catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona, presenta las últimas investigaciones  basadas en la neurociencia y la biopsicologia, y afirma que existen 8 formas probadas por la ciencia de mejorar el aprendizaje.

Actividad física

El deporte tiene la capacidad de mejorar el aprendizaje gracias a que incrementa la producción de la proteína BDNF, encargada de elevar la plasticidad de las neuronas y sus conexiones.

La realización de 30 minutos de caminata o bicicleta al día serán suficientes para estimular la producción de esta sustancia y elevar la capacidad de aprendizaje.

Alimentación saludable 

Las grasas saturadas y demás alimentos altos en carbohidratos son perjudiciales para la salud en muchos aspectos, y el aprendizaje no sería una excepción.

El hipocampo y la corteza cerebral se encargan de la memoria, y para mantener su capacidad, se deben evitar las dietas que restrinjan la sensibilidad de los receptores NMDA, que son las moléculas que dan plasticidad a estas áreas del cerebro.

Por ello, se recomienda una ingesta de carbohidratos muy baja para fomentar la memoria.

Dormir 

El sueño se encarga de potenciar y estabilizar la información aprendida durante el tiempo de descanso.

Por increíble que parezca, al dormir se activan los receptores del aprendizaje y se estimula la memoria para recordar la última información recibida.

Por más que lo aconsejable es dormir 8 horas, para fomentar el aprendizaje una siesta de 30 minutos o dormir durante 2 horas potenciará las facultades para recibir información.

Estimular la memoria de trabajo

La facultad de memorizar puede tener diferentes funciones, es por eso que se habla de memoria de trabajo.

Esta se define como la facultad que tenemos para pensar y resolver problemas sin tener conocimiento previo del conflicto.

La memoria de trabajo estimula ambos hemisferios del cerebro, y las cortezas prefrontal y parietal, de manera que el proceso de aprendizaje sea más rápido.

Para estimular este tipo de memoria, se recomienda practicar ejercicios matemáticos regulares o leer filosofía.

Orientar el aprendizaje con preguntas

Realizar interrogantes constantes respecto al tema que se desea aprender y fomentar la curiosidad, es una forma de motivar y estimular a las personas a saber más.

En el ámbito académico, una estrategia para fomentar el interés de los alumnos es a base de interrogantes que desencadenen en una curiosidad inherente el estudiante por saber más.

Aprovechar un poco el estrés

Si bien el estrés se traduce en consecuencias negativas como dolores musculares, ansiedad, mal humor, entre otros.

Pero según los estudios, el estrés moderado incrementa los niveles de adrenalina y estimula la amígdala que actúan de forma directa en el cerebro para la formación de la memoria.

Es por eso, que padecer de estrés en pocas cantidades puede ser un estímulo para el aprendizaje.

Leer

Este puede parecer uno de los descubrimientos más obvios en cuanto al aprendizaje se trata, pero leer y no solo textos educativos, sino cualquier tipo de obra, fomenta el aprendizaje.

Al leer trabajamos la memoria, la percepción y el razonamiento y ambos hemisferios del cerebro empieza a trabajar para decodificar las letras y darle un sentido a lo que estamos leyendo.

También se ven implicadas otras cinco áreas más, que además, refuerzan la empatía y las habilidades sociales.

Aprender idiomas a temprana edad

Las personas bilingües, si bien no cuentan con un vocabulario tan variado como quienes dominan un solo idioma, ven reforzadas áreas del cerebro encargadas de la flexibilidad mental y la adopción a nuevas situaciones.

Sin embargo, esta capacidad solo puede desarrollarse en la infancia y también, puede fomentarse por medio del aprendizaje de distintos instrumentos musicales