¿Qué es el amor? Recuerda cómo definió este sentimiento Marco Aurelio Denegri (VIDEO)

Peculiar explicación de intelectual sobre el concepto del amor se viralizó en las redes sociales

27 de Julio del 2018 - 21:35 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: TV Perú

El programa Ama Llulla realizó hace un tiempo, una edición sobre el concepto del amor según Marco Aurelio Denegri, quien sostuvo que la capacidad del amor está distribuida de manera "desigual". Este peculiar concepto del amor se viralizó en Facebook.

Como se sabe, el destacado intelectual de 80 años, murió esta madrugada tras encontrarse internado en el hospital de Essalud, Edgardo Rebagliati, durante los últimos meses.

¿Qué es el amor? Recordemos, el periodista e intelectual Marco Aurelio Denegri dio una peculiar explicación sobre este sentimiento en su secuencia 'La Palabra', que se transmitía todos los domingo en el programa Ama Llulla.

"No es una gran cosa"

"Una exposición básica y sencilla a cerca del amor supone cuatro puntos fundamentales. En primer lugar, la definición del Amor. Menciono esto para que vean que el asunto en realidad nos demuestra que no solamente no es una gran cosa, sino que además es del ser humano que sabiéndose precario, sabiendo de su propia insuficiencia busca y necesita el encuentro con otro ser humano", dijo.

A decir de intelectual, esa es la definición académica. "Es una definición, dicho sea de paso, bastante espiritualizada, bastante idealizada, casi metafísica. Las parejas que se aman en lo último que van a pensar es en una definición así", refirió.

Capacidad del amor

Marco Aurelio Denegri indicó que "el amor de esa pareja más bien es un amor de los cuerpos". 

"La capacidad de amar como cualquier otra capacidad esta desigualmente distribuída, o sea hay personas que tienen una gran capacidad de amar u otras que tienen una capacidad de amar mediana y otras que tienen una pequeña capacidad de amar o que no la tienen en absoluto", aseguró.

"Amar no es ninguna obligación"

"A veces se dice a una madre que tiene problemas de crianza con su pequeño hijo, se le dice: Ah, lo que su hijo necesita es amor, tiene usted que darle amor. Se le está pidiendo a la madre que le de una cosa que no tiene: que haga un tremendo esfuerzo para amar y no le nace amar, como si fuese eso una obligación", indica el intelectual

"Amar no es ninguna obligación. Uno no ama por mandamiento, Costo relacional y la posibilidad también de que esa persona a la que amamos, primero que nos corresponda como debe y segundo que satisfaga todas nuestras ansias, todas nuestras apetencias y colme todos nuestros deseos", señaló.

Ante ello el periodista dijo que la gran pregunta es si ¿existe una persona así? 

"La respuesta es tajante... No existe. Y ese es un error que cometen todos los enamorados en la etapa de enamoramiento, cuando creen que la otra persona es la que va a satisfacer todas sus ansias y apetencias. Falso, no es así, lo que pasa es que están enamorados, están viviendo un régimen atencional anómalo y les impide ver la realidad", anotó.

El amor no es ciego

Además, Marco Aurelio Denegri recordó que Eduardo Samacua decía: El amor no es ciego, el amor es présbita, ¿Por qué? porque no ve bien de cerca. 

Cuando se aleja del objeto del amor, cuando la amada o el amado se alejan, entonces comienza la otra persona a ver bien, porque comienza a distinguir los defectos. 

"De cerca no ve los defectos, pero cuando se alejan, entonces comienza a ver que tiene una serie de cosas que en realidad son defectuosas. Y cómo pudo estar en esa relación tan íntima con alguien que tiene un montón de defectos y ya es muy tarde", refiere.

"Lo que nos pareció inicialmente una gran cosa en realidad nos demuestra que no solamente no es una gran cosa, sino que además es  fuente de una serie de problemas, de una serie de agravios, de enfrentamientos, de discusiones, de situaciones completamente deplorables. Todas en nombre del amor", recalca.

"Líbranos del amor. Amén"

Finalmente, Marco Aurelio Denegri recuerda la publicación de una escritora sueca cuyo título es "muy bueno: Y líbranos del amor". "Así como la oración: líbranos  del mal. Amén. Y líbranos del amor, Dios mío", agrega en su espacio de gran audiencia.

Desayunos de Correo

Lo más leído