Temas

El cielo de Quiñones: Historia del héroe nacional

Reconocimiento y recuerdo del aviador peruano José Abelardo Quiñones, quien se inmoló por el Perú
El cielo de Quiñones: Historia del héroe nacional

El cielo de Quiñones: Historia del héroe nacional

12 de Agosto del 2017 - 16:29 » Textos: Correo Redacción

Un niño de siete años experto en fabricación de cometas jugaba con ellas, sin imaginar que su futuro estaba en los aires. Veinte años después, a Abelardo Quiñones la convicción de luchar por su patria lo llevaría a inmolarse en la guerra contra Ecuador y así convertirse en uno de los héroes peruanos.

INFANCIA. Natural de Pimentel, Chiclayo, Quiñones realizó la escuela hasta en cuatro colegios distintos. Aunque fue el Colegio Nacional San José de San Chiclayo, conocido como Colegio de Ciencias, el más importante en la elección de su profesión. Allí aprendió lecciones acerca de aviación, ya que el director alemán Dr. Karl Weiss Shereiber las impartió en su plantel junto al periodismo escolar y la educación física.

"Con el avance de la tecnología el hombre es cada vez menos libre"

En los años de estudiante de Quiñones, exactamente en 1931, se declara la celebración del Día de la Aviación Peruana el 23 de setiembre, mediante Decreto Supremo, por la valerosa expedición del aviador peruano Jorge Chávez Dartnell. Esto reforzó la idea del joven de postular a los 19 años a la Escuela Central de Aviación Jorge Chávez. La decisión era absoluta en él, pero en esa época, según detalla el libro “José Abelardo Quiñones. Alas de Gloria” de Óscar Gagliardi (2014), uno de los requisitos era la autorización del padre. La firma se logró con la vocación que mostraba José Quiñones, hijo.

En la escuela destacó en las diferentes técnicas del pilotaje, egresando como alférez en 1939. Su especialidad de piloto de caza le permitió realizar maniobras que asombraron al público asistente a la graduación, donde además ejecutó el vuelo invertido a un metro del suelo, inmortalizado hasta el día de hoy en los billetes de diez soles y en una película de 16 mm.

VALENTÍA. En la guerra contra Ecuador, el teniente Quiñones participó en el XXI Escuadrón de Caza del Agrupamiento Aéreo del Norte, cuyas misiones consistían en ubicar las posiciones del enemigo. El 23 de julio de 1941, José A. Quiñones, a bordo de su avión bautizado con el nombre de “Pantera”, sobrevolaba el puesto ecuatoriano de Quebrada Seca, cuando fue alcanzado por el fuego antiaéreo enemigo. A los 27 años, este aviador se inmoló estrellando su avión en la única guerra que ganó nuestro país. Este acto fue reconocido por la Aviación Militar del Perú, representando en su persona a su héroe y mediante la Ley del 10 de Mayo de 1996 es declarado Héroe Nacional.

CIELO DE QUIÑONES. El recuerdo del acto de Quiñones perdura en la memoria de las personas y el tiempo. Y, desde el 2014, como nombre del cielo peruano a propuesta del proyecto de ley del congresista Josué Gutiérrez.

Si bien, la forma de recordar la historia del Perú se manifiesta distinta en cada persona, una vía de acceder a una información completa es recurriendo a libros y museos. Por esta razón, si desea conocer más acerca de la historia de la aviación peruana puede visitar el Instituto de Estudios Históricos Aeroespaciales del Perú, ubicado en Miraflores, donde se resguarda un archivo fotográfico de este héroe nacional.

LEE TAMBIÉN:

Videojuegos: Mira los peores doblajes de celebridades (VIDEO)

Cuidado con los obsesivos "stalkers": Cuando la curiosidad se convierte en acoso (VIDEO)