Bolivianos sufren discriminación en Argentina

Defensor del Pueblo lamentó que persista la discriminación y el racismo, sobre todo en espacios como escuelas y campos deportivos, así como denuncias contra funcionarios policiales y de aduanas.
Bolivianos sufren discriminación en Argentina

Bolivianos sufren discriminación en Argentina

22 de Octubre del 2014 - 13:08 » Textos: Redacción Multimedia

El defensor del Pueblo de Bolivia, Rolando Villena, dijo que si bien hay mejoras en las condiciones de vida de los bolivianos residentes en Argentina, aun persiste la discriminación, el racismo y las vulneraciones de los derechos de sus compatriotas en el país vecino.

El defensor indicó que las condiciones de vida y la protección de los derechos de los emigrantes de su país "han mejorado" gracias a acciones de las autoridades argentinas y bolivianas para garantizar el cumplimiento de sus derechos.

Villena lamentó que, pese a los avances, persistan la discriminación y el racismo, sobre todo en espacios como escuelas y campos deportivos, así como denuncias contra funcionarios policiales y de aduanas sobre supuestas detenciones ilegales y arbitrarias, según un comunicado de la Defensoría del Pueblo.

El funcionario estuvo en Argentina para asistir a la primera Conferencia de Defensores del Pueblo de los Estados de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y también verificó la situación de los inmigrantes bolivianos en ese país, que superan los 1,1 millones de personas, según cifras de la Defensoría.

En ese país se reunió con autoridades consulares de Jujuy, Mendoza y Buenos Aires, con asociaciones de residentes bolivianos en cuatro regiones argentinas y con funcionarios de la Dirección Nacional de Migrantes y el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

Villena aseguró haber recibido denuncias de vulneraciones de los derechos laborales de sus compatriotas, sobre todo en huertas, fábricas de ladrillos y talleres de textiles, en los cuales sufren explotación, servidumbre, hacinamiento y trabajan sin seguridad ni protección, con mala alimentación y en condiciones insalubres.

EFE