Muere en Roma el cardenal de Boston acusado de encubrir a curas pederastas

El caso del cardenal Bernard Law inspiró la película Spotlight, que ahonda en el primer abordaje periodístico de denuncias contra clérigos que abusaron sexualmente de niños
Muere en Roma el cardenal de Boston acusado de encubrir a curas pederastas

Muere en Roma el cardenal de Boston acusado de encubrir a curas pederastas

20 de Diciembre del 2017 - 10:49 » Textos: Redacción Multimedia

Por medio de un breve comunicado, la Santa Sede informó este miércoles a la comunidad internacional el fallecimiento a los 86 años del cardenal estadounidense Bernard Law, señalado años atrás, cuando dirigía la archidiócesis de Boston, por una investigación del diario The Boston Globe, como encubridor de curas pederastas, un escándalo —tal vez el primero en su magnitud y por las características de los personajes: curas de la Iglesia Católica— que recorrió el mundo. 

Law se desenvolvía desde el 2004 —tras renunciar a seguir en la archidiósesis de Boston—, por disposición del papa Juan Pablo II, como arcipreste de la Basílica de Santa María Maggiore, en Roma, en donde serán enterrados sus restos, según comunicó su sucesor el cardenal Sean P. O’Malley.

Cercano al entonces papa de origen polaco, y también del hoy pontífice emérito Jozeph Ratzinger (Benedicto XVI), Law fue, durante los 19 años que duró su prelatura en Boston, uno de los clérigos católicos de mayor influencia en los Estados Unidos. 

SPOTLIGHT

Bernard Law cayó en el ojo de la tormenta luego de que una serie de reportajes publicados por The Boston Globe lo sindicara como encubridor de curas que abusaron sexualmente de menores en diferentes lugares administrados por la diócesis bostoniana. 

Estos reportajes, publicados en el 2002, y la historia del equipo de investigación del mencionado diario, fueron llevados a la pantalla grande por el director de cine Tom McCarthy. 

El filme fue protagonizado por Michael Keaton, Mark Ruffalo y Rachel McAdams, y ganó en el 2016 los Oscar por mejor película y mejor guión del año debido a la intensidad y el revuelo que la investigación tuvo en el ámbito del mundo católico a nivel mundial y por ser a su vez  una de las primeras coberturas de los casos de pederastia cometidos desde la curia romana.

La situación de Law como encubridor de curas pederastas —solía cambiar de parroquias a los clérigos que abusaban sexualmente de menores— le costó ser elevado a símbolo del "pecado en el interior de la Iglesia", en palabras que el diario español El Mundo cita y atribuye al papa emérito Benedicto XVI. 

Lar, por su parte, tras revelarse el escándalo, reconoció no haber denunciado públicamente a los sacerdotes. 

Tras el impacto de la investigación, la Santa Sede, guiada por el papa Juan Pablo Segundo, le ordenó se trasladase a Roma para asumir su cargo como Arcipreste en la basílica líneas arriba mencionada. 

FIGARI Y LOS CURAS PEDERASTAS 

En el Perú, el caso de curas pederastas no es ajeno a la realidad, a tal punto que la Fiscalía solicitó al Poder Judicial se dictara medida de prisión preventiva al fundador del Sodalicio, el sacerdote Luis Figari. 

Figari se encuentra, al igual que Law, en Roma, ocupando un alto cargo eclesiástico y manteniéndose apartado de las investigaciones sobre abusos sexuales a menores que pesan en su contra. 

Lo más leído