Papa Francisco advierte una explotación laboral de inmigrantes y pide hospitalidad

Sumo pontífice escogió la ciudad de Iquique para oficiar su última misa en Chile y enfocarse en los migrantes
Papa Francisco advierte una explotación laboral de inmigrantes y pide hospitalidad

Papa Francisco advierte una explotación laboral de inmigrantes y pide hospitalidad

18 de Enero del 2018 - 13:49 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: AFP

El papa Francisco concluyó su viaje a Chile con una misa en Iquique ante miles de personas, desde donde invocó a continuar con la "hospitalidad" para los inmigrantes sin papeles en regla y alertó ante la explotación laboral.

"Iquique es Tierra de sueños, eso significa su nombre en aymara, tierra que ha sabido albergar a gente de distintos pueblos y culturas, gente que han tenido que dejar a los suyos, marcharse,una marcha siempre basada en la esperanza por obtener una vida mejor, pero sabemos que va siempre acompañada de mochilas cargadas con miedo e incertidumbre por lo que vendrá", dijo el Santo Padre en la playa Lobito

Francisco aprovechó para recordar que los inmigrantes "son icono de la Sagrada Familia que tuvo que atravesar desiertos para poder seguir con vida".

"Iquique es una zona de inmigrantes que nos recuerda la grandeza de hombres y mujeres; de familias enteras que, ante la adversidad, no se dan por vencidas y se abren paso buscando vida", dijo el pontífice y agregó que los inmigrantes dejan su tierra porque no encuentran lo mínimo necesario para vivir.

"Busquemos que también siga siendo tierra de hospitalidad, hospitalidad festiva porque sabemos bien que no hay alegría cristiana cuando se cierran puertas, no hay alegría cristiana cuando se le hace sentir a los demás que sobran o que no tienen lugar", expresó Jorge Bergoglio.

NUEVAS FORMAS DE EXPLOTACIÓN

Además, Francisco pidió estar atentos "a las situaciones de injusticia", "a las nuevas formas de explotación", y a "la precarización del trabajo que destruye vidas y hogares".

"Estemos atentos a los que se aprovechan de la irregularidad de muchos inmigrantes porque no conocen el idioma o no tienen los papeles en regla", exhortó.

Asimismo, pidió "aprender y a dejarnos impregnar por los valores, la sabiduría y la fe que los inmigrantes traen consigo".