Opinión

El trauma matemático

COLUMNISTA: León Trahtemberg

11 de Octubre del 2019 - 08:23 León Trahtemberg

El trauma matemático puede instalarse en las personas más allá de la escuela primaria y, con ello, dañar sus perspectivas en diversas áreas profesionales que demandan conocimientos matemáticos hasta la edad adulta. En EE.UU. se calcula que hasta el 17% de la población podría estar sufriendo del trauma matemático.

Los expertos coinciden en que desarrollar una mentalidad de crecimiento en los estudiantes, es decir, superación de dificultades a partir de una propuesta pedagógica más accesible y amable, es fundamental para evitar más daños ("Can 'math trauma' hurt people's finances?",Kevin Dickinson, Big Think, 23/9/2019).

Una de las razones de esta ”ansiedad numérica” tiene que ver con la forma en que se enseña la matemática, basada en la memorización y las fórmulas jeroglíficas, los tests matemáticos y la naturaleza blanco/negro de los problemas que solo admiten una respuesta correcta. Sacar malas notas en los exámenes resulta ser una bomba fulminante.

La experta Jo Boaler, de Stanford, señala que "las matemáticas, más que cualquier otra materia, tienen el poder de aplastar el espíritu de los estudiantes”. Hace que los estudiantes eviten tomar cursos de matemáticas o actividades profesionales vinculadas a ellas, como las finanzas.

Boaler cita estudios que sugieren que cuantas más clases de matemática tome un estudiante, mayores serán sus ganancias futuras, más productivas serán sus carreras y más probabilidades tendrá de recibir promociones.

En suma, si los alumnos desde temprana edad no se enganchan positivamente con las matemáticas, pueden tener consecuencias limitantes en su desarrollo.