La región celebra su centésimo cuadragésimo séptimo aniversario de creación política en medio de la inmovilización social y cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno para frenar el avance de la pandemia del .

Debido a las restricciones existentes, todas las actividades previas al aniversario de Apurímac fueron suspendidas. Solo se dispuso el izamiento del Pabellón Nacional, la bandera de Apurímac y la entonación de las notas del Himno Nacional.

Tampoco habrá desfile cívico institucional y mucho menos se permitirá aglomeración de personas. La ceremonia protocolar fue transmitida a través de las redes sociales del gobierno regional.

La actividad se realizó a las 9 de la mañana en la plaza Micaela Bastidas de Abancay.

El gobernador Baltazar Lantarón hizo un llamado a la unidad del pueblo apurimeño ante la emergencia sanitaria, invocando a la solidaridad y paz social en la región.

“Hacemos un llamado a la unidad. Hoy más que nunca debemos mantenernos unidos para bajar las estadísticas (de casos de COVID-19), hay que mantener el distanciamiento social. En Apurímac vamos a vender al coronavirus”, señaló el gobernador regional Baltazar Lantarón al culminar la ceremonia en la que estuvo acompañado por escasas autoridades del gobierno regional y la Policía Nacional.