Cancelan viaje a China de congresistas en Semana de Representación

Disparos de Gerson Urrutia dañaron escultura de 300 años de antigüedad

La escultura, patrimonio cultural de más de 300 años, es otra "víctima" de Gerson Urrutia, el sujeto que abrió fuego en la catedral de Lima

22 de Octubre del 2014 - 21:25 » Textos: J. Custodio

Los disparos que el desadaptado Gerson Urrutia Machuca hizo dentro de la Capilla del Sagrado Corazón, el último sábado en plena boda, cerca a la Catedral, dañaron seriamente la imagen de la Santísima Virgen, con más de 300 años de antigüedad.

Por tratarse de una reliquia colonial, el Ministerio de Cultura exigió que el sujeto -conocido como "Loco Facebook"- repare ese patrimonio cultural.

En caso de que el sujeto fuera declarado inimputable, debido a la esquizofrenia que padece, los familiares tendrían que pagar los daños ocasionados, manifestaron fuentes policiales.

El penalista Mario Amoretti señaló a Correo que esta decisión la deberá tomar un magistrado, tras el resultado de las pericias siquiátricas y sicológicas que se ordenen.

Explicó que el juez tendrá que solicitar la realización de estos exámenes a un médico legista y que de los resultados dependerá la condena que reciba Gerson Urrutia.

Según Amoretti, el sujeto podría recibir hasta veinte años de cárcel por la balacera que ocasionó el último sábado en plena Capilla del Sagrado Corazón.

DETENCIÓN. Ayer, el Juzgado Penal de Turno Permanente de la Corte Superior de Lima abrió proceso de instrucción con orden de detención preventiva contra Urrutia Machuca por los delitos de coacción, disturbios, tenencia ilegal de armas de fuego y por peligro de incendio o explosión.

Sin embargo, la Policía también lo denunció por delito contra el patrimonio cultural en agravio de la iglesia, pero al parecer no fue tomado en cuenta por la instancia judicial.

El día de ayer, al promediar las 5 y 30 de la tarde, Urrutia Machuca fue trasladado por los agentes del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) a la Carceleta de Palacio de Justicia, para luego ser recluido en el penal que los agentes penitenciario señalen.

La Corte Superior de Lima informó, además, que ha dispuesto que el 59º Juzgado Penal, a cargo de la magistrada Julia Esther Esquivel Apaza, procese a Gerson Urrutia Machuca en la etapa de instrucción (primera instancia), la cual se llevará en estricta reserva.

CONFESIONES. Según confesó Urrutia a los agentes de la Divincri Cercado, el arma que utilizó durante su ingreso a la Capilla Sagrado Corazón la compró a 2 mil 700 soles "en una cachina" de la capital.

Manifestó que el delito que cometió fue por defender sus ideales y que está en contra de la religión católica, así como del abuso contra los más débiles.

Gerson Urrutia dijo a los agentes policiales que no está arrepentido del asalto y toma de rehén del cura, que protagonizó el último sábado, en plena Plaza de Armas.

Lo más leído