Más de 100 heridos y 780 familias afectadas tras sismo en Arequipa

El movimiento, que también afectó localidades en Ayacucho e Ica, afectó la estructura de 14 establecimientos médicos en Ayacucho

15 de Enero del 2018 - 09:56 » Textos: Romina Vega » Fotos: Grupo Epensa

A ciento cuatro (104) ascendió la cifra de heridos tras el sismo de 6.8 grados acaecido en Arequipa y que afectó también algunas localidades de Ayacucho e Ica ayer por la madrugada, informó este lunes en su último reporte el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN).

El documento emitido por la institución señaló que en Caravelí, el número de víctimas es de 84, mientras que en Condesuyos, la cifra llega a 5. En Ica, por otro lado, en la provincia de Nazca, se reportaron 10 heridos, y 4 más en Ica. En ParinacochasAyacucho, solo hubo un herido. 

Hasta el momento, el COEN informó que solo 780 familias —e igual número de viviendas— fueron afectadas por el movimiento telúrico, 677 en Arequipa, 85 en Ayacucho y 18 en Ica.

El COEN señaló, por otro lado, que cuatro comisarías presentan rasgos de haber sido afectadas por el seísmo. En la misma línea, 33 instituciones educativas, además del colapso de otra, todas ubicadas en la provincia de Caravelí

15 establecimientos de salud, de los cuales 14 se encuentran en Ayacucho y uno en Arequipa, también fueron afectados.

El epicentro del temblor se ubicó a 56 kilómetros al sur del distrito arequipeño de Lomas, en la provincia de Caravelí, y, dada su intensidad, también fue percibido en varias ciudades del país, como IcaAyacuchoLima, exactamente a las 4:18 a.m. Alcanzó una profundidad de 48 kilómetros.

Tras el primer sacudón, de acuerdo con el Instituto Geofísico del Perú (IGP), se sintieron hasta cinco réplicas en los distritos de Lomas y Yauca.

Es importante mencionar que, producto del movimiento telúrico, perdió la vida Justo Palomino Yucra, de 55 años de edad, quien se encontraba en su vivienda de adobe cuando una roca cayó sobre ella, provocando su muerte instantánea en el interior del predio ubicado en la jurisdicción de Yauca.

RESPUESTA

Ni bien sucedió el fatídico hecho, el Gobierno Regional de Arequipa reaccionó y, a través de su titular Yamila Osorio, envió -en un primer vuelo a la zona del desastre- tres fardos de frazadas y un centenar de carpas para los damnificados. Al cierre de esta edición, se tenía previsto que cien carpas más del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) lleguen al lugar, así como el arribo de más de 40 brigadistas del Ministerio de Salud.

Adicionalmente, en horas de la tarde, luego de una reunión extraordinaria de la PCM, la premier Mercedes Aráoz anunció que el Gobierno declarará en emergencia los lugares perjudicados a fin de dar inicio al trabajo de reconstrucción. “Estamos preparando un decreto para la declaratoria de emergencia a fin de tomar acciones inmediatas que faciliten la reconstrucción de viviendas de manera inmediata y el trabajo para recuperar las vías de comunicación”, declaró a la prensa.

“Calculo que en seis horas las carreteras regionales ya estarán disponibles y en marzo los colegios dañados por este sismo tendrán módulos prefabricados para el inicio de clases”, añadió Aráoz.

A su turno, el ministro de Defensa, Jorge Kisic, expresó que casi un millar de militares iniciará labores de auxilio a los afectados, a la vez que dio a conocer que cuatro aviones y tres helicópteros fueron destinados al traslado de ayuda. “Ya tenemos tres aviones C27 y tenemos cuatro helicópteros desplegados en la zona, que son los que van a llevar ayuda inmediata para que todas las familias damnificadas puedan pasar la noche en una carpa”, informó.

Precisamente Kisic, junto al ministro de Desarrollo e Inclusión Social, Jorge Meléndez, y la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana María Choquehuanca, llegaron hasta Caravelí para evaluar daños y supervisar la entrega de ayuda.

REVISIÓN

Ante la emergencia, el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, desvió su vuelo hacia Ayacucho y arribó ayer al epicentro del movimiento telúrico.

En el lugar, el Mandatario afirmó que se analizará la situación en las diferentes zonas implicadas tras el movimiento telúrico. “El Gobierno se está preocupando de esto y estamos atentos ante cualquier sismo, alud o tsunami, pero hasta el momento está todo más o menos tranquilo”, precisó.

Agregó que se enviará ayuda a los afectados por el sismo. “Se enviará todo lo que se necesita a las personas cuyas casas han sido destruidas. No sabemos cuántas son, pero sabemos que son alrededor de cien casas”, manifestó.

Hasta la zona afectada viajó también una brigada del Ejército, la Policía Nacional del Perú, el gerente de Salud, Gustavo Rondón; y la jefa del COER, Jackelyn Choque.

AISLADOS

Momentos de incertidumbre vivieron al menos 15 mil familias que quedaron aisladas tras los derrumbes ocurridos en la provincia de Caravelí por el terrible sismo de 6.8 grados. Según el alcalde provincial, Santiago Neyra, maquinaria pesada de la municipalidad provincial y local viene trabajando en la limpieza del kilómetro 3 de la vía que une los distritos de Atico y Caravelí. “El distrito está incomunicado desde la madrugada. Esperamos que en la tarde la vía -los dos carriles- esté totalmente despejada para poder circular”, acotó.

Neyra detalló además que unos 11 distritos de la provincia se quedaron sin suministro eléctrico luego del movimiento telúrico. “Solo la capital de la provincia, Caravelí, y Atico tenían luz, los demás están sin energía. La población recibe energía de SEAL y otra empresa de Ayacucho”, informó la autoridad.

Frente a ello, la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) continúa monitoreando la situación de los servicios de agua potable y alcantarillado en las zonas más afectadas.

Entre tanto, personal de las oficinas desconcentradas de la Sunass (ODS) viene coordinando con las empresas prestadoras de servicios de saneamiento (EPS) de Ica y Arequipa, así como con las autoridades locales y regionales, a través del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), para garantizar el restablecimiento del servicio de agua potable en aquellas zonas donde se ha visto suspendido temporalmente.

En la mayoría de casos, el corte del servicio de energía eléctrica impidió el normal funcionamiento de las bombas de extracción o impulsión de agua, lo cual ocasionó la suspensión temporal de los servicios de agua y alcantarillado.

Lo más leído