Monseñor le dice a Aldo Mariátegui que cuando "abre el pico" es una interferencia social

El periodista mantuvo un cruce de palabras con el secretario general de la Conferencia Episcopal Peruana monseñor Norberto Strotmann

20 de Diciembre del 2017 - 10:04 » Fotos: Captura y video: RPPTV Noticias

Un accidentado debate verbal protagonizaron en plena entrevista el monseñor Norberto Strotmann, secretario general de la Conferencia Episcopal Peruana, con el periodista Aldo Mariátegui, luego de que el representante de la Iglesia Católica exprese su postura frente a una eventual vacancia presidencial de Pedro Pablo Kuczynski.

Strotmann mencionó algunas pautas que se deben tomar ante la crisis política que vive el país. Como se recuerda, para el religioso no cabe aplicar la sanción de incapacidad moral contra el mandatario luego que se revelara que una empresa a su nombre celebró contratos con Odebrecht.

"Es nuestro sentir recordar a todos los que están involucrados en una situación política bastante compleja y poco clara, cuáles han de ser, en las decisiones que toman en estos días, los puntos claves de referencia: frente a observaciones particulares, se debe ver el bien común del país, que es muy importante para nosotros", afirmó en diálogo con RPP Noticias.

La respuesta provocó que Aldo Mariátegui consultara si sus expresiones serían tomadas como interferencia de la Iglesia en temas políticos. Al respecto, y con un semblante de incomodidad, el monseñor contestó con fuertes declaraciones: "Discúlpeme, si usted ha estudiado sociología sabe que cada vez que abre el 'pico' es una interferencia social. Es inevitable".

"Bueno, yo abro el 'pico' pero no soy de la Iglesia Católica", respondió el periodista, quien añadió que "vivimos en un Estado laico".

A su turno, el representante de la Conferencia Episcopal Peruana trató de tranquilizar el momento. "Cuidado, mi argumento era sistemático", señaló y precisó que al vivir en un presente muy dinámico, cada intervención que hacemos influye en la sociedad. Sin embargo, pese a sus declaraciones, el periodista mantuvo su postura al decir que sigue "creyendo en el Estado laico".