Juan Sheput: "Si se habla de pactos y no se aclara, el que calla otorga"

El vocero alterno de Peruanos Por el Kambio (PPK) vuelve a enfilar sus baterías contra el primer vicepresidente, Martín Vizcarra. Asegura que si este resulta ser mandatario, en el Perú se “inauguraría la República del chantaje”
Juan Sheput: "Si se habla de pactos y no se aclara, el que calla otorga"

Juan Sheput: "Si se habla de pactos y no se aclara, el que calla otorga"

11 de Marzo del 2018 - 09:34 » Textos: Una entrevista de Juan Hidalgo » Fotos: José Luis Cárdenas Pinedo

Juan Sheput ahora es congresista de Peruanos Por el Kambio (PPK), pero no olvida que el escenario de sus inicios en la política pública estuvo en el Foro Democrático, aquella institución que se opuso al Gobierno de Alberto Fujimori después del autogolpe del 5 de abril. Incluso, lo destaca. Asimismo, resalta que es coherente y que, en esa línea, sería opositor de Martín Vizcarra si este releva a Pedro Pablo Kuczynski (PPK) tras una eventual vacancia presidencial; pues asegura que el oficialismo quedaría en manos de Keiko Fujimori y de Alan García.

Desde su perspectiva, ¿qué balance hace sobre la composición del gabinete?, ¿ha mejorado?, ¿sigue como antes?, ¿continúa la crisis de operadores y voceros?

Indiscutiblemente, la parte política sigue siendo el eslabón más débil del gabinete, con excepción de (la premier) Mercedes Aráoz y las condiciones que han demostrado Cayetana Aljovín (Relaciones Exteriores) y Claudia Cooper (Economía). El resto del gabinete en materia política deja mucho que desear.

¿No lo sumaría a Carlos Bruce? 

Bueno, Carlos Bruce es una excepción. Yo lo veo más como parlamentario que como ministro. Carlos hace una estupenda labor al frente del Ministerio de Vivienda. Yo lo exonero de ese entorno; está prestado al ministerio.

Keiko ha vuelto a declarar, luego de varios meses de silencio. ¿Ve revanchismo en su accionar o en el de Fuerza Popular?

Yo veo algo peor que eso. Desde que Keiko ingresa en la política activa, el año 2006, se ha caracterizado por poner al fujimorismo subordinado al APRA; ese es el gran error histórico de Keiko: subordinarse al APRA. Keiko Fujimori ha convertido al fujimorismo en la sucursal del APRA. Ese es el gran problema que yo veo y, en ese sentido, Kenji Fujimori aparece como el liberador de ese yugo, al emanciparlo.

Formuló un emplazamiento al presidente Vizcarra. Ya pasó un tiempo y no se ha pronunciado hasta ahora...

¿Quién dice que no se ha pronunciado?

¿Se ha pronunciado ya?

En política, el silencio es una respuesta; eso lo sabemos todos. ¿O él no es político?

¿Y cómo interpreta esa “respuesta”? 

Ah, muy evidente: el que calla otorga; es un viejo aforismo. Entonces, si se dice por ahí que ha habido conversaciones, que ha habido pactos, construcciones de agenda y cosas por el estilo, y no se aclara, el que calla otorga.

Si se concretara la vacancia y Vizcarra asume la presidencia, ¿continuaría en la bancada de PPK? 

En la bancada, por supuesto, sin ninguna duda, y pasaría a la oposición. Yo tengo que ser coherente y acá la cuestión es la siguiente: en el escenario negado de la vacancia al presidente de la República, ese sería un Gobierno aprofujimorista, que sin ningún sustento habría procedido a vacar al presidente de la República. El oficialismo sería Keiko Fujimori y Alan García; hay que decirlo con todas sus palabras.

Si Vizcarra no renuncia, ¿sería un desaire al presidente Kuczynski?

No, sería un hecho concreto que tenemos que afrontar. No tengo la menor duda de que la alianza “aproultrafujimorista” lo que busca es distraer a la opinión pública de los datos que vienen de Brasil. Comprometen a Alan García y a su entorno, al fujimorismo; ya vemos el caso de Yoshiyama, de todos los secretarios generales cuestionados, y el caso de Villarán y de la ultraizquierda, y con todos sus gobernadores regionales. ¿Cuál es el elemento distractivo? La vacancia.

¿Está nerviosa Keiko y el fujimorismo?

Por supuesto. No solo nerviosos, sino angustiados. Y hablo de toda la alianza “aproultrafujimorista”.

¿Qué pasaría si PPK se va y se queda Vizcarra?

El presidente, bajo esa figura, tiene que empezar un gran proceso, un giro contundente de su gobierno, convocando a su gabinete a miembros de las fuerzas políticas. Indiscutiblemente, no podría seguir el actual gabinete; de eso no tengo la menor duda. A grandes problemas, grandes respuestas, y eso pasa por un gran acuerdo político, un gabinete multipartidario.

Incluso con sus opositores... 

Por supuesto. Esa es la grandeza.

¿Y en el escenario opuesto, si se va PPK y se queda Vizcarra?

Yo creo que el Perú inauguraría la República del chantaje, en la cual una mayoría deseosa de cambiar el orden de las cosas se uniría en una componenda para bajarse a cualquier presidente.

En otro plano, ¿qué autocrítica haría sobre Kuczynski y de la forma que ha deslindado sus vínculos con Odebrecht?

Yo veo dos capitales en sus problemas. Uno, el no tomar en cuenta la importancia de la política -que creo que eso es reversible- y el otro, la falta de precisión en la respuesta a nuestros adversarios, sobre todo en casos vinculados a Odebrecht. Esos dos elementos nos han costado mucho.

En esto de la precisión, ¿no le parece que incurre en los mismos errores que el expresidente Alejandro Toledo, cuando al principio explicaba el caso Ecoteva?

Una cosa es falta de precisión y prolijidad, y otra cosa es mentir. En el caso de Alejandro Toledo, mintió abiertamente, y mintió a su partido y a la gente de su confianza.

PERFIL

Juan Sheput, Congresista de PPK

Es ingeniero industrial. Fue miembro del Comité Directivo del Foro Democrático y consejero presidencial de Alejandro Toledo, así como ministro de Trabajo.

CIFRA 

- 3 días han transcurrido desde que Sheput emplazó a Vizcarra a desmentir los rumores.

Lo más leído