Ven pérdida “dolosa” de libros de Joaquín Ramírez

Sospechoso extravío de documentos de sus empresas. Especialista afirma que “se podría hablar de un indicio de ocultamiento de información” en este caso.
Ven pérdida “dolosa” de libros de Joaquín Ramírez

Ven pérdida “dolosa” de libros de Joaquín Ramírez

22 de Mayo del 2016 - 08:50 » Textos: Karem Barboza ybarboza@grupoepensa.pe

La presunta pérdida de los libros de “Matrícula de acciones de las firmas” de varias de las empresas de Joaquín Ramírez, ex secretario general de Fuerza Popular, es un “indicio de ocultamiento de información”.

Así lo señaló la abogada Ana Hurtado, del Estudio Caro y Asociados, quien explicó que si esos libros son requeridos por la Fiscalía, a cargo de la investigación por lavado de activos contra el congresista Ramírez, este “debería tener una justificación sólida, ya que estos deberían haber estado en custodia del representante de la empresa”.

“Sí, se podría hablar de un indicio de ocultamiento de información si desaparece. Debe haber una justificación, porque de lo contrario, habría desaparecido en forma dolosa”, expresó.

MUY EXTRAÑO. Como se sabe, un informe de Latina reveló que luego de que la Fiscalía inició investigaciones, en diciembre de 2014, contra Ramírez, este denunció la pérdida masiva de información de sus empresas.

Se trataba de documentos de 10 de sus empresas. “Lo que se ha extraviado son libros, matrículas de las empresas”, dijo el abogado de Ramírez, Juan Carlos del Prado, y apuntó que los mismos no guardaban relación con la investigación y tampoco habían sido requeridos por la Fiscalía.

La pérdida quedó registrada en un parte policial del 12 de diciembre de 2014, en el que se detalla que el congresista autoriza a su empleado Javier Espinoza a interponer una denuncia por el libro de matrícula de acciones de las firmas.

Sin embargo, la abogada Hurtado afirmó que, según la Ley de Sociedades, dichos libros están a cargo del gerente de las empresas. “Llama la atención que hayan estado dentro de un vehículo, porque estos deberían estar dentro de las empresas, custodiados a fin de que no sufran ninguna adulteración”, agregó.

A LA SUNARP. De otro lado, manifestó que si solo son libros de inscripción de firmas, dicha información podría ser requerida a la Sunarp, pues todas las matrículas sobre los accionistas, la cantidad de acciones, las transferencias y si hay nuevos socios, también se deben registrar ante dicho ente público.

Si son empresas que cotizan en bolsa, también se puede pedir información a la Superintendencia del Mercado de Valores, agregó Hurtado.