El protector solar siempre será el mejor aliado para tu rutina diaria del cuidado de la piel, incluso en los días nublados.
El protector solar siempre será el mejor aliado para tu rutina diaria del cuidado de la piel, incluso en los días nublados.

Llegó el verano y con ello, una mayor exposición al sol. Usualmente, en esta temporada, podemos notar algunos cambios en nuestra piel como, por ejemplo, la hiperpigmentación, también conocida como manchas solares o manchas de la edad.

La exposición prolongada a la luz solar es la principal causa de la hiperpigmentación que, por lo general, aparece en las mejillas, la nariz, la frente, entre otras zonas del rostro y en lugares del cuerpo con mayor exposición al sol. Estas manchas suelen ser inofensivas; sin embargo, es importante mantenernos alertas y comenzar a prevenirlas lo antes posible.

A pesar de sonar complicado, la prevención es más fácil de lo que parece. En ese sentido, Daniel Cárdenas, Head Marketing activation Beauty & F&H de Avon Perú, nos enseña los esenciales para prevenir la aparición de manchas este verano.

  • Protector solar, tu mejor aliado siempre: Independientemente de la estación en la que estemos, el uso del protector solar debe ser diario, siendo así imprescindible como el último paso de tu rutina de cuidado facial. Utilizarlo todos los días contribuirá a retrasar la flacidez y la aparición de arrugas y manchas. En el mercado existen opciones con distintas propiedades y beneficios.
  • Aplica los productos correctamente: No basta con aplicar el protector solar sobre tu piel. Cárdenas de Avon señala que “uno de los pasos claves del cuidado de la piel es conocer cómo se debe aplicar el protector solar sobre el rostro para evitar los efectos nocivos de la radiación ultravioleta los 365 días del año”. Ante ello, indica que se debe utilizar la técnica de los dos dedos, aplicando sobre el contorno de ojos, rostro, orejas y cuello, teniendo en cuenta que debe ser el último paso de tu rutina de cuidado facial. Es importante que este proceso se realice cada 2 o 3 horas, y a “toquesitos” en caso de estar maquillada.
  • Utiliza cremas aclaradoras: Si estás buscando una solución, además de usar protectores solares FPS50 o FPS70 o durante todo el año, te puede ser de gran ayuda utilizar cremas y cosméticos aclaradoras que te ayuden a reducir la apariencia de decoloraciones, hidratar y cuidar la piel. Para ello, añade a tu rutina de cuidado facial diaria, cremas desvanecedoras y aclaradoras de manchas.
  • Viste prendas esenciales para el verano: Cuando hablamos de protección solar, lo primero que se nos viene a la cabeza son las cremas especializadas en ello. Sin embargo, más allá de emplear este producto, hay otras medidas útiles para mitigar el impacto negativo de los rayos UV y estas son: usar prendas que logren reducir la exposición directa al sol y cubrir las zonas más propensas a las manchas solares, sombrero o gorra, lo que prefieras. La diferencia en cuanto a proliferación de manchas será notable, en especial si realizas actividades al aire libre y en horas en las que el sol es más nocivo (entre las 10:00 a.m. y 4:00 p.m.).

Daniel Cárdenas de Avon finaliza, “la aparición de este tipo de manchas, no se dan de un día a otro, sino que toma meses o hasta años en hacerse visibles”. Por lo que se recomienda cuidar la piel desde joven y utilizar productos especiales a modo de prevención. Por otro lado, a pesar de que las manchas causadas por el sol no requieren atención médica, si llegan a generar alguna incomodidad o notas irregularidades, no dudes en acudir a un médico especialista para continuar con el tratamiento adecuado.