Nos enamoramos varias veces, pero solo amamos una vez asegura esta teoría

El filósofo Paul Hudson asegura que el enamoramiento es un estado transitorio pero amar va mucho más allá de esta “emoción”
Nos enamoramos varias veces, pero solo amamos una vez asegura esta teoría

Nos enamoramos varias veces, pero solo amamos una vez asegura esta teoría

15 de Julio del 2017 - 17:49 » Textos: Julia Zavala » Fotos: Film 'Comer,Rezar,Amar'

'El amor solo pasa una vez y de verdad', dice una canción y parece ser que es cierto. No solo por este concepto, sino por una teoría explicada por el filósofo y escritor estadounidense Paul Hudson. Quien asegura que el enamoramiento es un estado transitorio en el cual una persona se siente profundamente atraída por otra. Pero amar de verdad va mucho más allá de esta “emoción”. “Me tomó mucho tiempo aprender la diferencia entre estar enamorado y realmente amar a esa persona”, explicó Hudson, añadiendo que “los corazones se rompen repetidamente a lo largo de los años, y aunque me hubiera gustado que el dolor se pudiera haber evitado, las experiencias me enseñaron más que cualquier libro o clase”, añadió.

¿Existe nuestra alma gemela?

Por otro lado, el libro 'Comer, rezar, amar' de la escritora americana, Elizabeth Gilbert, también afirma esta explicación pero del lado literario. Asegurando que aveces podemos sentirnos enamorados y creemos que hemos encontrado a la persona ideal, sin embargo, hay personas que solo llegan para dejarnos un mensaje, un recuerdo, una lección, pero no para quedarse. Así lo explica en la siguiente cita: "Él te ha tocado una parte del corazón que no sabías que tenías. Pero ese amor que has sentido es solo el comienzo. Ya verás como eres capaz de amar mucho más profundamente."

Imagen relacionada

Así mismo, hay quienes afirman que debemos quedarnos junto a 'nuestra alma gemela', pero eso no es otra cosa más que algo volátil, nada concreto. La sensación es similar al siguiente fragmento de 'Comer, rezar, amar', "la gente cree que un alma gemela es la persona con la que encajas perfectamente, que es lo que quiere todo el mundo. Pero un alma gemela auténtica es un espejo, es la persona que te saca todo lo que tienes reprimido, que te hace volver la mirada hacia dentro para que puedas cambiar tu vida. Una verdadera alma gemela es, seguramente, la persona más importante que vayas a conocer en tu vida, porque te tira abajo todos los muros y te despierta de un porrazo. Pero ¿vivir con un alma gemela para siempre? Ni hablar. Se pasa demasiado mal. Un alma gemela llega a tu vida para quitarte un velo de los ojos y se marcha."

AMAR Y ENAMORARSE.

Según el filósofo, esta teoría se puede diferencia en estos puntos entre estar enamorado y amar realmente a una persona. “Estar enamorado es querer ser dueño de una parte de la otra persona. Es la creencia de que esta persona es tan maravillosa que quieres que él o ella sea una parte de tu vida, una parte de ti. Cuando te enamoras de una persona, sientes un impulso intenso de consumir a esa persona de cualquier manera posible”, explica.

A diferencia de amar, cuando se ama a alguien, necesitas a esa persona en tu presente, en tu vida. "Aunque en algunos casos basta con pensar en ese alguien y desearle lo mejor, hacer lo posible para que él o ella sea feliz y cuidar a esa persona tanto como a ti mismo, eso es el amor. Las emociones que vienen con ello, son sólo beneficios”, explica el autor.

“Una vez que haya pasado la etapa de enamoramiento, amarás realmente. Tienes que aprender a dejar de lado ese estado de emoción al límite, para lidiar con emociones más estables, que algunas veces sufren fluctuaciones. Estas últimas no tienen tanto que ver con las emociones del enamoramiento”, enfatiza.

Imagen relacionada

“Sin embargo, la vida siempre logra darnos esos recordatorios. La vida suele alejar a la gente de nosotros, dañarla, y, a veces incluso se la lleva para siempre”, afirma. Pero, “cuando realmente amas a alguien, esos momentos de separación y pérdida abruman con emoción. La gente suele olvidar lo mucho que ama a una persona o no se da cuenta de lo mucho que la ama, hasta que la vida los obliga a recordar”, concluye.

Por otro lado, cuando estás enamorado de alguien, puedes desenamorarte de esa persona. “Todo lo que sube tiene que bajar”, dice Paul y explica que enamorarte es tan fácil como desenamorarte. Finalmente, cuando amas a alguien, nunca dejas de amar a esa persona. “Amar a una persona es algo que define en parte la persona que eres. Aquellos que amamos, por los que nos preocupamos, aquellos que significan el mundo para nosotros, y que han afectado nuestras vidas, son los que en realidad nunca nos dejan”, dice.

“Pueden irse de nuestras vidas, pero nunca de nuestras mentes. Su memoria, pensar en ellos, nos hace sentir emociones fuertes. Su presencia en nuestras vidas ha tenido una influencia tan increíble que, gracias a ellos, somos personas diferentes. Cuando amas a alguien, no se puede dejar de amar a esa persona porque sería exigirte que dejes de amar a una parte de ti mismo” finaliza Paul.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

"Comer. Rezar. Amar": Conoce las 6 lecciones de vida que deja este libro