Periodista Laura Restrepo: "Mi oficio es como cualquier otro" (VIDEO)

Escritora presenta Los Divinos, una historia de ficción inspirada en un terrible crimen que indignó a Colombia

21 de Julio del 2018 - 14:53 » Textos: Johnny Padilla » Fotos: Miguel Yovera

El 4 de diciembre de 2016, el arquitecto Rafael Uribe Noguera de 38 años, miembro de una acaudalada familia de Bogotá, secuestró, violó y asesinó a una niña de 7 años llamada Yiuliana Samboní, a quien subió a la fuerza a su lujosa camioneta mientras ella jugaba con sus hermanos en la puerta de su casa, en un barrio humilde de la capital. El hecho generó la indignación sin precedentes de un país que salió a las calles a exigir justicia, que a la vez evidenció una realidad que nadie quiere ver: la existencia de dos naciones, la de los que creen tener impunidad para hacer todo sin castigo alguno y los otros, aquellas víctimas del infortunio que nunca logran la justicia. 

La escritora colombiana Laura Restrepo, invitada de la 23° Feria Internacional del Libro de Lima, recibió como un shock todos estos acontecimientos que finalmente la llevaron a escribir Los Divinos, su última novela, que se presenta hoy. “Yo estaba como a la mitad de otra historia, muy embalada con otra cosa, pero lo ocurrido no me dejaba pensar. Ante todo soy madre, la idea del sufrimiento de esa niña como que no me dejaba dormir. Fue tal como la congoja, la angustia de como una niñita, una chiquitica, una criaturita, había sufrido tanto que me afectaba de una manera brutal...

Decidiste dejarlo todo para escribir a partir de un hecho real, una historia con personajes de ficción... Y me llamaba la atención también hacerlo desde el punto de vista de los hombres, porque casi siempre son voces femeninas las que denuncian esto. Pero qué hay en la cabeza de muchachos en una cultura profundamente narcisista, hedonista y unos egos tan inflados, para que puedan pasar estas cosas tan terribles porque sí. En Colombia, un país sumido en la violencia y en la guerra tanto tiempo, sin embargo, este crimen había como un sesgo que impactó en todo el mundo, este era un crimen por placer, aquí no había guerra, robo ni narcotráfico. Esto lo hace un muchacho que todo lo tiene, con gran éxito entre las muchachas, deportista con sentido del humor, bien plantado, lo hace porque sí, porque le da la gana.

Y fuera de la historia real es que nacen Los Tutti Frutti...

Me quería alejar de los hechos porque ya muchos buenos periodistas estaban haciendo la investigación sobre todo lo ocurrido. Lo mío son los cinco Tutti Frutti, cinco amigos de colegio que tienen además un pacto de lealtad que para mí era clave. Ellos con ese sentido del humor, muy cáustico de clase alta, parodiando a Los Tres Mosqueteros hacen su lema “Tutti para frutti, frutti para tutti” parecía un jueguito, pero en el fondo hay un pacto de clase muy profunda que, hagas lo que hagas, yo te cubriré la espalda. Y la novela es un poco el dilema que se le presenta a los otros cuatro amigos, que si bien tienen raíces culturales y sicológicas comunes, de todas maneras quedan aterrorizados de lo que hizo uno de ellos.

Estos Tutti Frutti están en todo el mundo presumiendo su impunidad... Es uno de los rasgos característicos de los personajes, porque es una novela de ficción, pero de todas maneras tiene mucho que ver con lo que está pasando en el mundo entero. No es que está pasando ahora, lo que pasa es que ahora se está denunciando. Digamos que la gente armada mata, los paramilitares matan, los mafiosos matan, se sabe, pero luego están también esos ciudadanos al margen de toda sospecha, que aprovechan sus vínculos con el poder para gozar de su impunidad.

El asesinato de la pequeña Yiuliana te afectó. ¿El proceso de creación fue difícil, fluyó? No soy partidaria de atribuirle una característica, ni mágica, ni romántica a mi oficio, que es como cualquier otro y tiene de artesanía. Pero la verdad este libro salía solo, con mucha ayuda de mi hijo, que tiene un doctorado en Literatura y mis sobrinos, que son gente que pertenece a la generación de estos muchachos de la novela. La ayuda de ellos fue definitiva para poder ponerme en sus zapatos con las indicaciones que ellos me daban.

Los Divinos es ficción, pero la violencia contra la mujer es real, actual y dura... La actual movilización contra la violación de mujeres y maltrato ha destapado también el germen de una justicia patriarcal profundamente atrasada, que no le da valor a las denuncias de las mujeres. Una mujer tiene que pasar por un calvario para denunciar una violación y en eso, claro, se está viendo el profundo machismo que hay en las instituciones. Ya no hablando de la ficción de la novela, sino de la vida real, cuando el crimen de la niña Samboní, la enorme movilización e indignación que sacó a la gente a la calle tenía que ver con la certeza de que a ese asesino no lo iban a condenar, ni siquiera lo iban a agarrar. Pero te juro que era tal el fervor y la indignación que había, que si a ese muchacho no lo condenaban, caía hasta el Presidente de la República. Y, finalmente, lo condenaron a 58 años de cárcel.

CIFRAS

10 novelas tiene editadas Laura Restrepo.

36 años tiene Pedro Saboulard, el único hijo de la escritora.

Laura Restrepo

Escritora

Autora y periodista colombiana (1950), especial-mente conocida por su novela Delirio, ganadora del reconocido Premio Alfaguara.

Lo más leído