Empresarios de Brasil muestran interés en ajo arequipeño

Según el reporte de la agencia agraria en la Ciudad Blanca se han sembrado 836 hectáreas
Empresarios de Brasil muestran interés en ajo arequipeño

Empresarios de Brasil muestran interés en ajo arequipeño

16 de Noviembre del 2018 - 09:44 » Textos: Carmen Meza Tiga » Fotos: Carmen Meza Tiga

Una esperanza para los agricultores arequipeños que han sembrado el ajo chino se tuvo ayer con el arribo de una comitiva de empresarios de Brasil interesados en comprar dicho producto.

La delegación sostuvo una reunión en Tiabaya con productores donde dieron a conocer sus intensiones precisando que podrían pagar un precio de S/4.00 el kilo, pero el inconveniente es que buscan la variedad precoz que se siembra en el valle de Tambo por el cual pretenden pagar 3.50 soles.

El presidente de la comisión de usuarios de Sachaca, Juan Calderón, dijo que dialogó con un empresario quien le indicó que evaluará comprar parte de la producción para llevar a su país y analizar la demanda de la población.

“Sabemos que no va ser suficiente, pero de todas maneras es un aliciente para los hermanos agricultores que han tenido perdidas bastante significativas en la campaña de este año”, comentó. Ahora estarán atentos al retorno de la comitiva que viajo a la provincia de Islay, así podrán definir la cantidad de ajo que comprarán.

Resultados. La presencia de los visitantes de Brasil se debe a los resultados de una pasantía que tuvieron dos agricultores de Tiabaya y un representante de la Agencia Agraria de Arequipa.

Ellos viajaron para indagar sobre la comercialización del ajo y lograron tener contacto con varios empresarios. El objetivo fue buscar nuevos mercados para tener precios más elevados y de esa manera evitar las perdidas que aquejan a los hombres de campo por segundo año consecutivo.

En la provincia se han sembrado 836 hectáreas de este producto donde los hombres de campo hicieron una inversión que bordea los 40 mil soles por hectárea, el precio de venta esta en un sol el kilo y la situación es preocupante porque no hay compradores interesados en el ajo.

Lo más leído