Menores estudian en el patio por daños en su colegio

Ministro de Justicia, Enrique Mendoza, y autoridades locales realizaron inauguración del año escolar en colegio emblemático San Pedro, pero no constataron situación de planteles afectados por el Niño Costero
Menores estudian en el patio por daños en su colegio

Menores estudian en el patio por daños en su colegio

13 de Marzo del 2018 - 12:20 » Textos: Miguel Ríos » Fotos: Correo

“Estamos aquí para asegurarnos que haya un año escolar fructífero para todos”, es lo que dijo el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Enrique Mendoza Ramírez, durante su visita a la institución educativa emblemática San Pedro de Chimbote, donde se realizó la ceremonia de inicio del año escolar 2018 en Áncash. Sin embargo, el representante del Ejecutivo no constató si es que realmente los estudiantes de otros planteles de esta región volvieron a las aulas en las condiciones necesarias para recibir un buen aprendizaje.

A pocas cuadras del colegio San Pedro, por citar un ejemplo, existe una institución educativa que alberga a estudiantes de inicial y primaria, cuya infraestructura presenta serios daños por la antigüedad y, sobretodo, por el Niño Costero del año pasado. Allí, en el primer día del año escolar, menores de cuatro años tuvieron que realizar sus clases en el patio debido a que el aula que les correspondía ha sido calificada de “alto riesgo” y ya nunca más podrá ser usada. Pero allí no llegaron las autoridades, allí no hubo una ceremonia vistosa, allí nadie se tomó fotos con los estudiantes, allí nadie dijo que el Gobierno está preocupado por la educación en el país.

CEREMONIA. El responsable de la justicia en nuestro país estuvo la mañana de ayer en el colegio emblemático San Pedro, en el marco de la campaña “Todos juntos por un Buen Año Escolar 2018”.

A primera hora, el ministro visitó la vivienda de Milagros Cabrera Mendoza, alumna de cuarto grado de secundaria del referido plantel, donde compartió un desayuno con toda su familia. Luego, se dirigió a la institución educativa, donde fue recibido -hasta con avellanas- por autoridades locales como el gobernador encargado de Áncash, Luis Gamarra Alor, y la alcaldesa de la Municipalidad Provincial del Santa, Victoria Espinoza García.

Tras inaugurar el año escolar y tomarse fotos con los estudiantes, Enrique Mendoza brindó charlas a un grupo de alumnos sobre la trata de personas y el bullying.

Posteriormente, al ser consultado por la prensa sobre el retraso en la ejecución de las obras de reconstrucción de los colegios dañados por las lluvias del año pasado, el ministro solo señaló que ya se tiene la lista de los planteles y que se cuenta con el presupuesto para ejecutar las obras.

“A raíz del fenómeno del niño se hizo un recuento y sí hay más colegios destruidos de los que se creía inicialmente, pero sí hay las partidas presupuestales para iniciar esas refacciones”, señaló, a la vez que se negó a hablar de otros temas.

EN LISTA DE ESPERA. Precisamente, un colegio que ha sido considerado en el Plan Integral de la Reconstrucción con Cambios es la institución educativa Nuestra Virgen María, ubicada en el pueblo joven Miramar Alto, a pocas cuadras del plantel donde el ministro de Justicia inauguró el año escolar.

A diferencia de la vistosa ceremonia que se realizó en el colegio vecino, en Nuestra Virgen María el inicio del año escolar no ha sido del todo grato. Esto se debe a que cuatro aulas destinadas para el nivel inicial han sido consideradas como de “alto riesgo”, producto del daño causado por el Niño Costero del 2017, y ya no pueden albergar a los estudiantes de cuatro y cinco años.

Correo llegó ayer a este plantel y pudo constatar que un grupo de estudiantes de inicial se encontraba realizando clases en el patio del plantel, por los daños que presenta la infraestructura del centro educativo.

Según la directora Mirela Mar Espinoza, para los siguientes días se ha previsto que los niños de inicial utilicen los ambientes de otros grados, pero en horario de tarde, mientras instalan aulas prefabricadas.

“Debido a que hasta la fecha no nos dicen cuándo iniciará la reconstrucción de nuestro colegio, hemos visto por conveniente instalar aulas prefabricadas para que los niños de inicial estudien allí y no se vean afectados”, declaró.

Los baños para los estudiantes de primaria también fueron dañados por las lluvias, pero la directiva del plantel ha decidido reparar los techos de los servicios higiénicos para que provisionalmente puedan ser usados. Los trabajos de refacción aún no concluyen debido a que se esperaba a que la Municipalidad Provincial del Santa ayudara con retirar el techo dañado, pero, pese a las gestiones, el apoyo nunca llegó, expresó la directora.

El colegio Nuestra Virgen María, con 40 años de antigüedad, alberga a 170 niños de inicial y 325 de primaria. Es uno de los 23 planteles de Chimbote que han sido considerados en el Plan Intregal de la Reconstrucción con Cambios.

OTRO AÑO MÁS. La emoción que sentían los estudiantes de la institución educativa emblemática República Argentina, de Nuevo Chimbote, de iniciar las clases -tras varios años de espera- en su nuevo local se desvaneció, luego que ayer volvieran a realizar sus actividades educativas en las aulas prefabricadas que fueron instaladas en el colegio República de Yugoslavia.

La entrega de la obra, programada inicialmente para el 10 de marzo último, se habría postergado debido a que se estaría coordinando la llegada del presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, y el ministro de Educación, Idel Vexler.

“Estamos comenzando las clases otra vez en la arena. Parece que le están dando un manejo político, cuando la prioridad deben ser los estudiantes”, expresó el director del “Argentino”, Nicolás Álvarez, en declaraciones a Radio Santo Domingo.

Se estima que en 15 días recién los estudiantes podrán trasladarse a su recién construido local educativo.

En tanto, personal de la comuna de Nuevo Chimbote supervisó el inicio del año escolar en algunos colegios afectados por el Niño Costero, algunos de ellos ubicados en los asentamientos humanos Villa El Salvador y Villa Atahualpa.

El alcalde sureño, Valentín Fernández Bazán, cuestionó que las autoridades locales no hayan llevado al ministro de Justicia a planteles que presentan este tipo de deficiencias.