Han pasado tres días desde la explosión de un almacén pirotécnico en el sector de Ocopilla. El panorama en el lugar es desolador. Las familias afectadas por esta desgracia piden a las autoridades que no las olviden.