Ica

'Peperas' son el terror de los camioneros

La última víctima es el conductor del camión de placa F9R - 801, con remolque DO5 - 982, José Salguero Vicuña (47), quien fue hallado sobre el timón, sin fuerzas, a pocos metros del peaje.

20 de Diciembre del 2014 - 08:36 » Textos: Diario Correo » Fotos: Diario Correo

El placer sexual en la Panamericana Sur parece solo representa peligro para los conductores que usan la red vial en este lado del país, quienes caen incautamente en los brazos de las “peperas”. Con síntomas de haber sido dopados, dos choferes fueron ubicados a un lado de la vía. Su error fue haber confiado en las féminas que prestan el servicio sexual a la altura del peaje Jahuay, donde han regresado para cometer sus fechorías.

NUEVA VÍCTIMA

La última víctima es el conductor del camión de placa F9R - 801, con remolque DO5 - 982, José Salguero Vicuña (47), quien fue hallado sobre el timón, sin fuerzas, a pocos metros del peaje. La condición en la que se encontraba daba cuenta claramente que fue timado por estas féminas. Tanto había sido la ingesta que, pese a ser descubierto a primeras horas del día, tuvo que permanecer restableciéndose hasta horas de la tarde sobre el mismo vehículo que conducía.

A un lado del camión se pudo apreciar una botella de gaseosa, una lata de cerveza y un vaso de plástico, presuntamente estos envases habrían servido para que la trabajadora sexual vierta el somnífero y, al tener ganada la confianza del chofer, dejar que lo tome para luego, al verlo dormido, robar sus pertenencias.

“PEPERAS”, AL ACECHO

La misma situación le toco pasar el martes último a otro chofer. Lo que confirma que las “peperas” han regresado para seguir causando terror a los camioneros que caen ante la seducción. Por las versiones de los comerciantes de la zona, se trataría de una de las hermanas de la conocida “Ana”, quien fue sindicada desde hace meses como una de las responsables de pepear, junto a las “Mellizas”, a los choferes que se detenían a descansar por el peaje.

En un operativo conjunto, el personal de la DIVPOL, al mando del coronel PNP Fernando Delboy Gonzales, pudo detener la presencia de estas “peperas” en el peaje, pero ahora los testigos pueden apreciar a diario cómo más de una docena de mujeres se instalan para ofertar sexo a los conductores. A ellas se les suman dos travestis que suben y bajan de los camiones de los incautos choferes que caen en el placer sin imaginar que ponen en riesgo su integridad y la de otros.

Lo más leído