Encarcelan a obrero que masacró a golpes a la madre de sus hijos

En un primer momento dijo que tuvieron un accidente de tránsito pero ayer reconoció los hechos
Encarcelan a obrero que masacró a golpes a la madre de sus hijos

Encarcelan a obrero que masacró a golpes a la madre de sus hijos

14 de Abril del 2018 - 08:35 » Textos: Oswaldo Cabrera » Fotos: Correo

Paga por su actos. El Poder Judicial dictó mandato de prisión preventiva, por el plazo de 7 meses, contra el obrero Víctor Alfonso Pérez Chunga, quien la noche del lunes 9 de abril masacró a golpes a su conviviente Flor Nely Cajo Barboza, en Chiclayo

La medida coercitiva la impuso la jueza Cecilia Grandez Rojas, del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de Chiclayo, luego de evaluar los elementos de convicción que presentó la Fiscalía por el delito de feminicidio en grado de tentativa.

ATAQUE. La agresión se produjo en la carretera al distrito de Reque, lugar hasta donde Pérez Chunga llevó en motocicleta a su conviviente para hacerle confesar una supuesta infidelidad, golpeándola con puñetes y patadas.

Al verla tendida en el suelo, el individuo continuó pateando a la madre de sus hijos en el rostro y abdomen, lo cual le provocó la fractura de dos costillas y una posible fractura de cráneo, según lo determinado por el médico legista.

Así lo declaró la agraviada al ser interrogada por una fiscal en el hospital Las Mercedes, donde aún se encuentra internada. “Me puso un pie encima de mi cabeza, aplastándome con fuerza, me dijo maldita te voy a matar, sacó un cuchillo y me lo pasó por el vientre, apuntándome pero no me lo introdujo, era blanco, de cocina, mediano. Luego me dijo no te voy a matar por mis hijos, vámonos a la casa. Me paró y me subió a la moto...”, declaró.

Esta versión contradice lo señalado por el agresor, quien al ser detenido indicó a los efectivos policiales que tuvieron un accidente de tránsito, lo que provocó las lesiones de su conviviente. Sin embargo, ayer durante la audiencia, Pérez Chunga reconoció que golpeó a Flor Cajo cegado por los celos, por lo que pidió perdón a ella, a sus hijos y demás familiares.

No obstante, la jueza no hizo caso a su arrepentimiento y ordenó que sea internado en el penal de Chiclayo, cuestionado además su actitud de haber amenazado a sus hijos para que no comuniquen a nadie de los sucedido.

Lo más leído