Inician juicio a miembros de “La Gran Familia”

Policía reconoce en audiencia a “Chamorro” y “Cheguar” como los autores de amenazas en una obra
Inician juicio a miembros de “La Gran Familia”

Inician juicio a miembros de “La Gran Familia”

23 de Agosto del 2017 - 08:21 » Textos: Oswaldo Cabrera » Fotos: Correo

La Fiscalía solicitó 12 años de cárcel para dos integrantes de la organización criminal “La Gran Familia” por haber cometido el delito de tenencia ilegal de armas de guerra y municiones de uso militar.

El juicio oral se inició ayer en el Juzgado Colegiado Permanente de Lambayeque, donde participaron mediante video conferencia - desde el penal Piedras Gordas - los acusados Darío Antonio Chamorro Ascencio alias “Chamorro” y Miguel Rosendo Córdova Ramos alias “Cheguar”.

PROCESO. En audiencia pública, la fiscal Pamela Aurazo Colchado señaló que los imputados fueron detenidos el 12 de abril del 2010, cuando se presentaron en la obra Los Portales de Pimentel, con el propósito de paralizarla y exigir al representante de la empresa constructora un cupo de S/ 10,000.

Uno de los testigos que fue interrogado en la audiencia fue el suboficial superior Pablo Casariego Elizalde, quien reconoció a los imputados como las personas que llegaron a la obra para intentar paralizarla porque el ingeniero residente no había cumplido con pagar el cupo extorsivo.

El policía narró que el día de los hechos, junto a otros colegas del Escuadrón de Emergencia, se disfrazaron de obreros y empezaron a cavar zanjas en el terreno de la obra, siendo amenazado por los imputados.

“Aquel día (los acusados) se acercaron con cuatro personas más y me dijeron quién había dado orden de trabajar. Dijeron que el ingeniero de obra no había dejado su billete. Quien llevaba la voz de mando dentro del grupo era el de camisa manga corta. (Chamorro). Deja de trabajar o te vas, me dijeron. Entonces se hizo la seña y los intervenimos”, manifestó.

La fiscal precisó - según el acta de intervención policial - que en aquel operativo se encontró a “Chamorro” una granada de guerra tipo piña y a “Cheguar” siete proyectiles para fusil AKM y tres casquillos de bala. No obstante, no se pudo demostrar el delito de extorsión y se solicitó el sobreseimiento (archivo) el cual ya ha sido declarado fundado.