Dos obras de saneamiento serán sometidas a peritajes

Peritos serán contratados por la municipalidad de Querecotillo para conocer el estado situacional de las obras y calcular el perjuicio económico a las arcas de la entidad debido a presuntos pagos excesivos y partidas sin ejecutar
Dos obras de saneamiento serán sometidas a peritajes

Dos obras de saneamiento serán sometidas a peritajes

02 de Febrero del 2018 - 08:52 » Textos: Luisa Alatrista » Fotos: Correo

Durante la festividad del “Señor de la Buena Muerte de Chocan”, patrono de Querecotillo, los dirigentes y devotos elevaron sus plegarias para que el alcalde distrito, Ramón Silupú, y su séquito de funcionarios retomen las obras de saneamiento que están paralizadas desde el 2014.

Se trata de dos obras millonarias de agua y desagüe que están paradas desde hace cuatro años en perjuicio de miles de pobladores de 14 caseríos quienes no cuentan con los servicios básicos.

La obra denominada “Mejoramiento de los servicios de agua potable y saneamiento de los centros poblados Pueblo Nuevo, La Margarita, Hualtacal, Santa Elena Alta y Baja”, cuyo costo supera los 10 millones de soles, está paralizada al igual que el proyecto de saneamiento que comprende nueve caseríos “Nuevo Cautivo”, “San Francisco de Chocan”, “Santa Rosa”, “Jaguay”, “Santa Victoria”, “San Martín”, “Nueva Esperanza de Poechos” y “San Francisco”. Actualmente, la empresa constructora ha sido denunciada.

NEGLIGENCIA. En ambos proyectos, la Municipalidad Distrital de Querecotillo no cumplió con tramitar a tiempo los permisos ante los entes como la Autoridad Local del Agua (ANA), Provías y Enosa, propiciando que las empresas constructoras solicitarán, en su momento, varias ampliaciones de plazo que finalmente devinieron en el abandono de los trabajos.

Un ejemplo claro es que el consorcio encargado de la obra en los cinco centros poblados de Querecotillo solicitó 12 ampliaciones de plazo, que fueron aprobadas por la inacción de los funcionarios que estuvieron en ese momento, los cuales han sido separados por una denuncia ante el Ministerio Público.

MIRAR HACIA DELANTE. Ahora corresponde a los nuevos funcionarios despegar estos proyectos estancados, para lo cual se deben ceñir a los requerimientos del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento.

Una de estas condiciones es conseguir los permisos ante los entes competentes, liquidar las obras, realizar los peritajes y finalmente elaborar dos nuevos expedientes con los saldos de obra.

Solo de esta manera, el Ministerio de Vivienda estará en condiciones de inyectar dinero en estos proyectos.

Según el gerente de Planeamiento y Presupuesto de la Municipalidad Distrital de Querecotillo, Miltón Herrera Oblea, la comuna está haciendo gestión en Lima para que las dos obras, que se encuentran liquidadas, sean consideradas dentro del paquete de proyectos a financiar este presente año.

Ello, debido a que la comuna no cuenta con recursos propios para impulsar estas obras, debido a que la institución atraviesa por una etapa de “austeridad total”.

“Hay que minimizar gastos como por ejemplo celebraciones, publicidad, apoyos económicos y recorte de personal administrativo”, explicó el jefe de Presupuesto.

“Lo que pasa es que hubo recorte presupuestal no solo del Canon sino también del Foncomún que ha decrecido el año pasado”, acotó.

PERITAJES. Pese a esta situación, la entidad se encuentra en proceso de contratar a los responsables de elaborar los peritajes de dichas obras paralizadas para conocer con exactitud el avance físico, las partidas ejecutadas, los adicionales y ampliaciones de plazo aprobados, pero sobre todo para calcular el perjuicio económico a las arcas de la institución por los pagos excesivos girados al contratista por presuntos trabajos “fantasmas” que no han sido ejecutados en campo, tal como se ha denunciado ante el Ministerio Público.

Incluso, la Fiscalía ha citado a declarar a los involucrados en las denuncias que comprenden a los exfuncionarios Roxana Lamadrid y Paulini Aguilar. También a los representantes del consorcio “Del Norte” y “La Margarita”.

Cabe informar que las denuncias fueron planteadas por el alcalde de Querecotillo, Ramón Silupú, contra sus exfuncionarios y empresarios contratistas en octubre del 2017, sin embargo, hasta la fecha, no han acudido a declarar todos los involucrados. Ello ha generado que el caso se dilate.

Mientras tras esta situación se advierte en los dos proyectos valorizados en 25 millones de soles; en el sector de Santa Cruz (en el mismo Querecotillo), los dirigentes han acordado elevar un documento a la Contraloría General de la República solicitando que delegue un equipo auditor para que intervenga la obra de agua y desagüe que todavía no entra en funcionamiento pese a estar recepcionada por la municipalidad distrital.

“No es posible que hasta la fecha no concluyan las pruebas hidráulicas de desagüe en el sector de Santa Cruz cuando la obra ya está recepcionada. Ellos (funcionarios) dijeron que en tres días harían las pruebas de los buzones, pero hasta la fecha no las terminan porque las redes troncales están colmatadas”, denunció el juez de paz de ese centro poblado, Óscar Gutiérrez Saavedra.

INCUMPLIERON. Como se sabe, los funcionarios de la municipalidad se comprometieron a entregar la obra de Santa Cruz a la JASS (Junta Administradora de Agua y Saneamiento) en el mes de enero para que entre en funcionamiento, sin embargo “ya estamos febrero y no terminan de ejecutar las pruebas hidráulicas cuando esa obra ya ha sido recepcionada no sabemos en que condiciones”, expresó la autoridad.

Los pobladores demandaron a las regidoras Joselyn Correa y Esperanza Abad, quienes pese a ser del centro poblado de Santa Cruz, “no se inmutan por lo que viene pasando en su tierra natal, obviando su papel de fiscalizadoras de la gestión municipal”, reclamaron.

“Querecotillo es el paraíso de las obras paralizadas e inconclusas desde hace más de cuatro años”, denunciaron.